El presidente de la Comunidad de Regantes y Usuarios de Herencia (Ciudad Real), José Pedro Rodríguez de Liévana, ha presentado una enmienda a la segunda ponencia del presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, José Díaz Mora, de forma que se ha añadido a las conclusiones, que, en la petición de creación de las comunidades de reganes de masas de aguas subterráneas se respetaran a las comunidades de regantes de ámbito territorial inferior ya existentes en reconocimiento de la importante labor que hacen en el ámbito municipal en el que se constituyeron.

José Pedro Rodríguez de Liévana intervino en el XIII Congreso Nacional de Comunidades de Regantes de España para presentar una enmienda en la que comentó la situación del Acuífero 23, y su contemplación dentro del Plan Hidrográfico del Guadiana, con la propuesta de la eliminación de la Comunidad General y la división de dicho acuífero en tres masas de agua. Para ello enumeró 10 temas importantes entre los que destacó la potenciación del papel de las Comunidades de Regantes de base; proponiendo cambios normativos que faciliten la mejor integración de las Comunidades en la consecución de los objetivos de la Directiva Marco del Agua, postura que posteriormente fue apoyada por Juan Valero de Palma Manglano, secretario general de FENACRE.

Finalmente la intervención de José Pedro Rodríguez de Liévana logró que el Pleno del Congreso aprobara por unanimidad el reconocer y potenciar el papel de las Comunidades de Regantes de base de aguas subterráneas ya que estas los fundamentales “para conseguir una explotación sostenible, implicando y concienciado a los usuarios sobre la necesidad de controlar el uso del agua, fomentando los servicios de asesoramiento de riego y colaborando con la Administración en el cumplimiento de los planes de explotación”. Por ello también se aprobó por dicho pleno que “debe respetarse el ámbito territorial existente en estas Comunidades siempre que tengan el tamaño y los medios humanos y materiales suficientes para permitir y facilitar el contacto y la información a todos los usuarios individuales y favorecer la labor de intermediación con el organismo de cuenca”, y se insta a los organismos de cuenca a que la constitución de las nuevas Comunidades de Usuarios de Masas de Riesgo “se realice teniendo en consideración a las Comunidades de Regantes ya existentes de ámbito territorial inferior”.

Artículo relacionado: