Este sábado han llegado a Motilla del Palancar un grupo de niños y niñas que serán acogidos por familias de Albacete, Cuenca, Toledo y Guadalajara y Ciudad Real. En total serán un total de 300 los niños saharauis que pasarán sus vacaciones en nuestra región gracias a la solidaridad de las familias de Castilla-La Mancha.

Por tercer año consecutivo la localidad de Motilla del Palancar ha sido la encargada de albergar el punto de encuentro de los niños con las delegaciones provinciales, voluntarios y familias.

Un grupo de personas ha trabajado de forma incansable durante el fin de semana para recibir a los niños saharauis y que para que, durante las horas que permanecen en el colegio San Gil Abad de Motilla a la espera de que sean distribuidos entre sus familias, no les falte de nada. Entre ellas hay que destacar también la presencia de un nutrido grupo de voluntarios de Herencia (Ciudad Real), que durante muchos años fue centro recepción del programa Vacaciones en Paz. Los voluntarios de Herencia, junto con otros de Ciudad Real, fueron los encargados de recoger a los niños saharauis en el aeropuerto de Alicante para luego trasladarlos hasta Motilla del Palancar.

Desde la Asociación se ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento de Motilla del Palancar que ha puesto a su disposición todo lo necesario para que la llegada de los niños lo mejor posible a su llegada a la región. También han dado las gracias a todos los que de algún modo u otro colaboran para hacer posible que año tras año los niños saharauis puedan venir a nuestra región a pasar estos meses.

Los niños saharauis pasarán los próximos dos meses acogidos en familias de la región disfrutando de muchas cosas a las que no tienen acceso en su lugar de origen y recibiendo el cariño de los castellano-manchegos.