El Ayuntamiento de Herencia (Ciudad Real) lamenta que la Junta de Comunidades esté retrasando la construcción de la Travesía de la N-420 aunque quedó proyectada y estimada su inversión en 2,6 millones de euros en 2011, una vez se puso en marcha la semivariante de Herencia, por parte del anterior gobierno regional. Considera que el Gobierno regional está discriminando al municipio, porque la misma travesía se proyectó en Campo de Criptana y ya la están construyendo hace un año.

El alcalde de Herencia Jesús Fernández ha perdido la cuenta de los anteproyectos presentados ante la Consejería de Fomento, a través de sus servicios periféricos provinciales, sobre esta travesía desde 2011, “creo que ya van seis, y el presupuesto oscila algo más de 1,7 millones de euros, y la Junta me ha dicho que lo licitarán entre fin de año e inicio del 2015”.

“Es una obra esperada que colea desde 2011, y que llega en un momento en el que pone la guinda, a modo de colofón, a las intervenciones que hizo el Ayuntamiento de Herencia con la semipeatonalización, arreglo de la travesía con el que se solucionarán los problemas de accesibilidad, se dará continuidad a los acerados en el margen derecho de la Avenida de Alcázar hasta la Residencia, y se potenciarán las aceras de la Avenida de la Encarnación, reforzándose además las dos travesías en cuanto a iluminación y colectores de pluviales, solucionando los posibles problemas de inundación, que quedaban aún por solventar”, explica Jesús Fernández.

Cree el alcalde de Herencia que, quizá a esta importante actuación “le ha pasado como a tantos centros de Salud de la región, que se aparcaron esta legislatura, una vez levantados en la anterior legislatura, para dar el impacto a pocos meses de las elecciones municipales de que los había hecho el actual Gobierno regional, con el agravante de que nuestra travesía ni siquiera se ha construido estos 3 años, y sí hemos visto como la Travesía de Campo de Criptana, que se proyectó en el mismo periodo que la nuestra, ya se esta construyendo desde el año pasado; si esto no se llama sectarismo, que me aclaren como se llama”, dice de forma contundente el alcalde herenciano.

Discriminación de Cospedal, cuando Barreda no agravió a los dos municipios vecinos

Y añade el alcalde de Herencia: “Yo me alegro por mi amigo, el alcalde de Campo de Criptana, y por sus vecinos, pero cuando se construyeron las semivariantes, en la anterior legislatura, nos trataron a todos por igual en la Junta de José Mª Barreda, y ahora no es así. Ellos llevan avanzadas sus obras en 3 kilómetros, y con una inversión de más de 2 millones de euros, y a Herencia, con más kilómetros de intervención, o sea 4 kilómetros, le asignarán 1,7 millones de euros. Por lo que entiendo que los vecinos de Herencia están siendo agraviados, y nuestra oposición, del mismo partido que el que gobierna en la Junta de Comunidades y en Criptana no dice ni mu”.

Allá por 2010, explica el alcalde, se proyectó que, una vez realizadas las semivariantes (tanto la nuestra como la de Campo de Criptana que se inauguraron en la primavera de 2011), las antiguas travesías de la carretera N-420 pasaran a ser cesiones municipales, con adecuaciones importantes hasta convertirse en calles de titularidad municipal.

herencia_travesia_2_cruce_con_ctra_alcazar_con_la_de_villafrancaEn Herencia, este gran proyecto consistía en la cesión y adecuación de la antigua N-420, hoy CM-3165, a su paso por la localidad, a lo largo de 3,2 kilómetros; y la cesión y adecuación de la CM-3001 (Carretera que une la localidad con Villafranca de los Caballeros), desde el Tanatorio, lo que suponen otros 820 metros más.  En suma, mantener la dirección de doble sentido, y actuar a lo largo de 4 kilómetros.

Lo que el Ayuntamiento de Herencia pretende en estos 4 kilómetros, según indica su Memoria de actuación es la renovación de instalaciones, acerado y calzada en la travesía de la Antigua Carretera Nacional N-420, ahora CM-3165 a su paso por el casco urbano. Se trata de “garantizar la seguridad vial por una parte, suponiendo la no inundabilidad de la travesía y una iluminación adecuada, y al mismo tiempo no se nos puede olvidar la seguridad peatonal, marcando que haya pasos peatones, de cebra, anchos de acera suficiente que garanticen una relación entre el tráfico rodado y peatones”, dice Jesús Fernández Almoguera.

Una travesía que vertebra el municipio en 4 kilómetros y afecta a 9 viales

Hay que tener en cuenta que esta travesía vertebra el municipio de Herencia, marcando unas nuevas relaciones con el entorno y los ciudadanos, y que prevé actuaciones sobre 9 viales: Avenida de la Labradora, calles Carrasco Alcalde, Juan Coto y Cervantes; plaza Cervantes, Avenida de la Constitución, plaza de la Libertad, Avenida de Alcázar y Avenida de la Encarnación (CM-3001). En suma, actuar sobre una superficie aproximada de 35.000 metros cuadrados.

Importante en esta travesía no sólo es una buena adecuación del exterior por donde discurre, sino también “hacer una excelente planificación del subsuelo con un sistema de colectores que dé continuidad a la inversión que ya hizo el Ayuntamiento en la anterior legislatura, trazándose entonces un colector de pluviales hasta la plaza de la Libertad. Ahora con esta nueva inversión, se pretende dar continuidad a ese colector para la evacuación de aguas en todo el municipio”, sigue diciendo el alcalde herenciano.

herencia_ronda_5_final_de_la_misma_union_con_ctra_alcazar
La residencia de Mayores “Nuestra Sra de la Merced”, quedaría integrada en el municipio

Al mismo tiempo, conseguimos también intervenciones en el paisaje urbano de la travesía en lugares estratégicos. Así la calle Carrasco Alcalde aumenta las dimensiones y ancho de sus aceras,  introduciéndose más aparcamientos y zonas verdes. “E importante también las adecuaciones y construcción de nuevos acerados en la Avda. de Alcázar, desde la zona derecha enfrente del Instituto hasta la Residencia de Ancianos, con lo que todo el acerado de la antigua travesía  se prolonga hasta la residencia de mayores Nuestra Señora de la Merced, vinculándola e integrándola en el municipio de Herencia”, deja claro Jesús Fernández.

Como estos viales disponen de red de agua potable, saneamiento, energía eléctrica, gas y red de alumbrado público, se aprovechará la ejecución de las obras para renovar las instalaciones más deterioradas, y así evitar a corto plazo actuaciones por averías.

Otra partida importante será, además de construcción de acerados nuevos y rotondas, la instalación de alumbrado público, de manera que se repondrán los equipos y luminarias dañados, se cambiará del farol actual por otro modelo más moderno de mayor eficiencia y ahorro energéticos, así como el suministro y colocación de farolas completas nuevas en algunos lugares, como las calles Carrasco Alcalde y Avenida de Alcázar.

ADEMAS OTRA RONDA ABRAZARÁ HERENCIA POR EL ESTE

herencia_ronda_3_inicio_ctra_villarta_a_la_de_alcazarEl alcalde herenciano habló también del proyecto que elaboran los técnicos de la Diputación Provincial sobre la Ronda que unirá la carretera de Villarta con la Carretera de Alcazar, que soluciona otro de los problemas del tráfico pesado a través del casco, sin pasar por el mismo, sino que desembocará directamente en la carretera de Alcázar de San Juan.

Esta ronda de más de 2,1 kilómetros trascurre por las vías públicas y supondrá ordenar unos 7.800 m2, tratándose de una obra bienal, a ejecutar en los años 2015-16 por la Diputación provincial de Ciudad Real, y sacaría el tráfico pesado del centro.