peregrinación jóvenes a Ávila

Herencia ha sido el punto de encuentro de los jóvenes procedentes de diferentes lugares de la Diócesis y que participarán en el Encuentro Europeo de Jóvenes que se celebrará del 5 al 9 de agosto en Ávila, con motivo del V Centenario del Nacimiento de San Teresa.

Este martes, sobre las 6 y media de la tarde, fueron llegando los más de 100 jóvenes y coordinadores diocesanos a nuestra localidad. El vicario Óscar Casas junto con un grupo de voluntarios de la Parroquia, fueron los encargados de recibirlos y acompañarlos hasta el pabellón deportivo que el Ayuntamiento de Herencia ha cedido para este evento.

Una vez organizados, los jóvenes por grupos comenzaron un recorrido por distintos talleres testimoniales que estuvieron situados en diferentes casas de hermandad de la localidad, en la residencia de ancianos de las Religiosas Franciscanas y en el Salón Parroquial. Un seglar misionero que estuvo varios años en Etiopía, un matrimonio cristiano, un joven comprometido, el capellán de la cárcel de Herrera de la Mancha y unas religiosas clarisas contemplativas fueron los encargados de testimoniar una vida de fe y de entrega desde los distintos carismas que tiene la vocación cristiana

Las Hermandades de Pasión y de Gloria de Herencia se ocuparon de costear y preparar las viandas para esta jornada, la bebida y los bocadillos calientes para la cena así como el desayuno del día siguiente.

religiosas clarisas

Tras el refrigerio, los peregrinos teresianos hicieron una gymkana por las distintas ermitas de la localidad. En cada lugar se representaba una escena de las fundaciones de la Santa y se pasaba una prueba con la que ganaban un material. Así fueron pasando por las ermitas de El Santo, el Cristo de la Misericordia, La Labradora, San José y La Encarnación. La velada terminó construyendo, cada grupo, una iglesia con los materiales que habían ganado en las pruebas, y una breve oración en la Parroquia de la Inmaculada Concepción.

En la mañana del miércoles, después de desayunar, los peregrinos recogieron una bolsa con un ágape para media mañana que las catequistas de la Parroquia había preparado unos momentos antes.

Una vez más Herencia ha mostrado su capacidad de acogida y colaboración. Muchas personas se han implicado para que este evento se desarrollara con la importancia que merecía.