Fuente: rocksesion.com

"Versos Zurdos", segundo disco de Yeska
“Versos Zurdos”, segundo disco de Yeska

Versos Zurdos sale a la calle este viernes, 23 de octubre. Pero RockSesión ya ha podido hincarle el diente a la docena de temas que conforman el segundo disco de esta poderosa formación rockera proveniente de la manchega Herencia. Vuelven casi cinco años después de un más que prometedor Diez Ases En La Manga, donde se rezumaba rocanrol de corte clásico pero con guitarras mucho más pesadas, voz rugosa pero con sutil capacidad melódica. Pura actitud que viene con las pilas cargadas. Colaboraciones de lujo, sonido estratosférico y una plausible y manifiesta intención por aumentar dinámicas, crecer y dar el golpe en la mesa definitivo. El nuevo trabajo de Yeska que tendréis a vuestra disposición desde el próximo viernes está llamado a convertirse en podio de los mejores discos del año en nuestro Rock.

Aunque actualmente Yeska está formado por Antonio (Guitarra y voz), Julio (Bajo), Juan (Guitarra) y Angelito (Batería), en el disco es Javi el encargado de meter las segundas guitarras. El álbum fue grabado en Shimo Studios de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) por Jaime Cuadrado de Gérmenes durante la primera quincena de junio de 2014, después de superar el proceso de micromecenazgo. Fue mezclado en ‘La Morada de Carmona’ por Alfonso Espadero y Fernando Madina, que también se ha encargado de la producción junto al propio grupo (como el debut) y masterizado en Sputnik, por Jordi Gil y Alfonso Espadero. El sonido, sin duda, es de primera línea y nos ofrece una claridad meridiana de lo que la banda propone. No hay excusas…

[…]

Y por si la formación por sí sola, además han echado mano de una buena cohorte de invitados. Si en el estreno fueron El Drogas (entonces aún en Barricada, snif), Vikingo M.D. (Narco) o Kike Suárez ‘Babas’, ahora el elenco se amplía con Isabel Marco Bisbal (Insolenzia), Yol Madina  (Horror Bussines), LichisRubén PozoEmilio Abengoza (Chucho), Jaime Cuadrado (Gérmenes) y Kosta Vázquez(Boikot). Salvo en el caso de Lichis (de cuyo cameo hablaré más abajo) todos aportan su sabiduría y contrastado buen hacer de manera discreta, sin adquirir protagonismo si no integrándose como elementos más de la banda. Las canciones están tan bien definidas que no hacían falta excesivos alardes de fuera.

Seguir leyendo artículo completo en: rocksesion.com