CORITO CHICHIGUA ARRIBA Y ABAJO

Hasta esta redacción ha llegado una felicitación muy especial con destino a todos los niños y niñas  del pueblo de Herencia (Ciudad Real), procede del otro lado del océano Atlántico, concretamente desde Santo Domingo, capital de la República Dominicana, y su remitente son los niños del Corito Chichigua, tan conocidos en este pueblo manchego gracias a la labor del misionero Fr. Santiago Rodríguez-Palancas, que hace unos años, al regresar momentáneamente a su pueblo natal les dio voz a pesar de encontrarse a miles de kilómetros de aquí.

Corito Chichigua, es el nombre de uno de los principales proyectos misioneros que la Orden de La Merced lleva a cabo en Santo Domingo junto a otros como los organizados por la Fundación Niños Limpiabotas-La Merced. En ambos tiene un protagonismo especial el misionero mercedario Santiago Rodríguez-Palancas, natural de Herencia (Ciudad Real) si bien él es el fundador del grupo Corito Chichigua, agrupación musical de niños y niñas de la catequesis de su parroquia de edades comprendidas entre los 7 y 13 años, cuyo objetivo es que a través de la música conozcan a Dios y lo den a conocer a otros.  El Padre Santiago es el encargo principal de este proyecto. Él compone sus músicas y letras y él es el encargado de llevar la voz de estos niños, “la voz de los sin voz”, por todos los puntos de la geografía dominicana e incluso mucho más allá de este país.

Ya son dos los  discos que ha conseguido grabar el Corito Chichigua y ya se encuentran trabajando en un tercer proyecto discográfico. Mientras tanto acaban de grabar un nuevo videoclip el cual ha llegado hasta esta redacción y compartimos aquí.