Carmen Manzaneque, acudirá a Herencia el 16 de marzo para presentar su libro “Donde brotan las violetas”, finalista del Premio Planeta 2014. 

presentacion en Herencia del libro donde brotan las violetas de carmen manzaneque

El acto, organizado por el área de la mujer del Ayuntamiento de Herencia (Ciudad Real), tendrá lugar a las 18:00 horas en la biblioteca municipal “Miguel de Cervantes”.

Donde brotan las violetas

Esta novela nace de escuchar. De largas conversaciones con las personas que un día me regalaron sus recuerdos. Cogiendo retazos de aquí y de allá, he volcado en el papel los sentimientos, y con ellos, como ingrediente principal, han ido naciendo los personajes que dan vida a esta historia.
La autora

En un momento de incertidumbre en su vida, Elena empieza a trabajar en una residencia de ancianos. A partir de ese momento, conocerá historias de mujeres y hombres marcados por los prejuicios y tabúes de la época que les tocó vivir. La misteriosa Celeste, cuyos ojos enigmáticos esconden un antiguo secreto. María, que vivió enamorada de un imposible. Anselmo, el niño que tenía tres madres. Manuela, la mujer que nunca reía. La ingenuidad de Paz y la valentía de Marga. El amor de Jenaro hacia su mujer, de la que solo conserva una foto sobre la cómoda. “Donde brotan las violetas” es una historia de amor, traición, renuncia, dolor, valentía… Elena se dejará atrapar por la ternura de los personajes y vivirá con ellos experiencias que le harán replantearse su propia vida.

Carmen Manzaneque

Comen Manzaneque nació en Campo de Criptana (Ciudad Real) en febrero de 1957 y, desde los doce años, reside en Illescas (Toledo). Castilla-La Mancha es, por tanto, su tierra. Aunque parte de las ramas de su árbol genealógico se pierden por Madrid y el noroeste de España. Su temprana afición por las letras empezó a los cinco años, cuando descubrió, en sus primeras lecturas, el placer de la poesía. Entonces se propuso ser poeta. Hasta que al llegar a la adolescencia, su padre, fotógrafo de profesión, le ofreció otro camino poniendo en sus manos una Nikon y la posibilidad de aprender a su lado. A los veintitrés años se casó, nacieron sus hijos y cambió la fotografía por el sector del mueble. Durante todos estos años, Carmen nunca abandonó el sueño que tuvo de niña, escribiendo para ella misma y los suyos relatos, poesías e, incluso, una colección de cuentos infantiles. En 2014, su primera novela, Donde brotan las violetas, fue seleccionada entre las diez finalistas del Premio Planeta.