El BM Herencia dio la cara en Ciudad Real en la pista del BM Caserío donde caía por 5 goles (29-24) y se complicó su futuro en la competición territorial.

El conjunto herenciano, obligado al menos a ganar 3 encuentros de los 4 restantes que restan de la competición, jugó un partido muy digno ante un equipo local que partía con una diferencia de 3 puntos sobre los visitantes.

El BM Caserío con el refuerzo de 3 juveniles recientemente proclamados campeones regionales, impuso su físico, su mayor fondo de banquillo y su poderío en el lanzamiento de sus jugadores de primera línea para desnivelar el partido.

El BM Herencia salió sin complejos con un 0-3 y mandó en el partido durante algunos minutos de la primera mitad sin que destacase ningún jugador sobre los demás, haciendo del grupo su mejor arma.

El BM Caserío poco fino en ataque ante una buena defensa visitante se empleó entonces con intensidad en defensa y, a pesar de las rotaciones en el BM Herencia, gracias a varias intervenciones del portero local y a tres goles consecutivos anotados por Alberto López, el equipo local pudo mantenerse en el partido.

En tanto el BM Herencia iba perdiendo fluidez en ataque y concentración en defensa, y con un lanzamiento desde 7 metros errado por Pedro al filo del descanso se llegó a la conclusión de la primera parte con un ajustado 12-11.

El BM Herencia salió convencido de que podía llevarse algún punto del coque, Ramos consiguió empatar a 12 goles al comienzo de la segunda parte, el juego ahora era un toma y daca con un ataque efectivo de los visitantes que impedía correr a los locales, éstos lo contrarrestaban imponiendo su buen tono físico y técnica individual en los uno contra uno.

Pero cuando estaba el partido en su mejor momento con todo por decidir, una decisión arbitral concediendo gol local, que a juicio de los visitantes no tenía que haber subido al marcador, provocó las protestas del portero visitante (único con el que viajó el BM Herencia), siendo excluido quedándose los visitantes con sólo 4 jugadores de campo, ésta situación causó una herida psicológica en los visitantes de la que no se repondrían ya hasta el final, lo que unido al “bajón final” por el cansancio impidió al BM Herencia volver a entrar en la disputa por el partido.

Por el contrario el BM Caserío aprovechó su superioridad numérica y física para, con un parcial de 4-0, abrir brecha en el marcador (25-21) ventaja que fue aumentando hasta los 5 goles de diferencia con que terminó el choque (29-24).

Visto en el blog del Balonmano Herencia.