El próximo 17 de junio se celebran elecciones para renovar los cargos del Patronato de la Fundación del C.R.D.O.P. Queso Manchego.

Queso manchego
Queso manchego

Fernando R. Aldudo, Gerente de la quesería artesanal Herenciana “Quesería 1605”, ha presentado su candidatura para ser elegido como patrono de dicha fundación.

La intención de Fernando R. Aldudo es defender los intereses de los pequeños ganaderos y queseros. Estima que la viabilidad de estas explotaciones y queserías depende de una defensa a ultranza del Queso Manchego.
“Al ser una quesería pequeña, todos hacemos de todo. Y yo, además de responsabilidades en ganadería y quesería, soy el encargado de la comercialización, tanto nacional como internacional”.
 
“Muchos compañeros del sector me han animado a presentarme. Puede que valoren que tenga una visión global de la situación de la ganadería y del queso Manchego”.
 
“En otras partes del país el precio del queso de oveja nacional ha bajado estos años, y la leche de oveja ha seguido el mismo camino. El Manchego es reconocido como uno de los mejores quesos del mundo, y eso ha permitido mantenernos más o menos ajenos a esos vaivenes. Eso no quiere decir que no haya peligros cerca”.
 
Quesería 1605 de Herencia
Quesería 1605 de Herencia

“Los queseros artesanos debemos intentar tener un plus dentro del sello de la D.O., dado que mantenemos el buen hacer secular de nuestros antepasados. En otras regiones existe el “Queso de Pastor”, o el “Fromage Fermier”, pero aquí no. Esto nos daría un plus en los mercados”.

 
“La raza Manchega es el pilar fundamental de la D.O. En las ganaderías llevamos muchos años haciendo un gran esfuerzo económico en la mejora de nuestros rebaños, y hemos conseguido una raza en la élite de la producción láctea mundial. Pero muchas veces este esfuerzo no es reconocido, ya que el queso compite a nivel nacional con otros de inferior calidad por razones ed precio, y quien soporta al final esa guerra es el ganadero”.
 
Quesería 1605 está recogiendo numerosos reconocimientos en los últimos años. Pero el más importante para ellos fue la aparición en marzo de 2014 en el New York Magazine como “Uno de los 50 mejores quesos del mundo”, lo que ha supuesto una gran revolución en la quesería.