Crónica de las etapas 149, 150, 151, 152, 153, 154, 155 de Perlé por el  Mundo desde el lunes 10 al lunes 17 de abril.

“De todo lo dicho quiero que infieras y que consideres
que te puede ser de algún provecho mi amistad,
y que, para saber qué remedios o alivios puede tener tu desdicha,
es menester que me la cuentes,
como ha menester el médico la relación del enfermo,
asegurándote que la depositaré en lo más escondido del silencio.”
 (“Novela del Amante Liberal”, Novelas Ejemplares)

Tras la forzada parada en Tiblisi ó Tiflis arrancas con destino a Armenia e Irán, y luego lo que el destino vaya determinando.

Siempre hay un momento para conocer de la gastronomía de lugar por donde deambulas. Recibo la fotografía, que me envías, de un plato especial georgiano. Es el “jinkali” , una especie de grandes raviolis que suelen rociarse con pimienta negra. A la vista parecen muy jugosos, así ¡¡que aproveche!!.

Pero a veces las circunstancias no son tan propicias y tu comida no es otra que pan con pan; como se decía antiguamente “comida de tontos”. En fin, a todo se hace uno.

 

 

 

Perlé por el mundo. Etapa 149.

Corta esta primera etapa que te lleva  al vecina ciudad de Rustavi, en la provincia –centro administrativo por estos lares- de Kvemo Kartli, que es la cuarta ciudad más importante del país con una población cercana a los 200.000 habitantes.

Aunque deambulas por lugares con unas tradición histórica ancestral, por donde surgieron y anduvieron numerosas antiguas civilizaciones, la biografía de esta ciudad es el contraste de este pasado atávico. Rustavi fue fundada en 1948 como hogar de trabajadores de una planta metalúrgica cercana, construida para procesar mineral ferroso de la vecina Azerbaiyán. Su nombre fue tomado de un antiguo pueblo cercano que fue destruido por el líder mongol Tamerlán alrededor de 1400. Rustavi se convirtió desde entonces en un importante centro industrial de la región transcaucásica. Las principales industrias son el fresado de hierro y acero y la manufactura de productos metálicos y químicos.

La caída de la Unión Soviética en 1991 supuso el desastre para Rustavi, causando el colapso de la integrada economía soviética de la que dependía la ciudad. Actualmente, muchas plantas industriales han cerrado y el 65% de la población de la ciudad está desempleada, con un cúmulo de problemas sociales por esta situación.

Perlé por el mundo. Etapas 150 y 151.

Parece que todas los elementos (humanos y naturales) quieren poner emoción a tu aventura en este mes de Abril. A los inciertos trámites burocráticos en los que estás inmersos se unen los meteorológicos; una fuerte tromba de agua te impide salir de Rustavi y otra jornada más de forzado descanso.

Al día siguiente reinicias tu camino buscando la frontera georgiana con la vecina Armenia. Tras una jornada dura por la presencia de la lluvia te detienes a una decena de kilómetros de dicha frontera y te disponer a acampar en una noche de despedida de Georgia.

Como tú resumes: “Este pequeño país tal vez no sea una potencia económica pero posee una riqueza etnográfica impresionante. Un país con alma, con espíritu, con tradiciones. Sus habitantes son gente muy arraigada a este territorio, con una cultura que nada tiene que ver con los países vecinos”.Al día siguiente prosigues tu aventura llegando a la frontera de Armenia. Un nuevo país que añadir a tu mochila.

La República de Armenia es un curioso país, fue una antigua república soviética que tiene sus raíces en una de las más antiguas civilizaciones del mundo. Dotada de un rico patrimonio cultural, se destacó como la primera nación en adoptar el cristianismo como religión oficial en los primeros años del siglo IV.

Diversos exégetas bíblicos han identificado a Armenia como el sitio del jardín del Edén, y se ha interpretado que el monte Ararat es la montaña sobre la cual se posó el Arca de Noé después del Diluvio universal.

Armenia se ha poblado desde épocas prehistóricas. Los arqueólogos continúan revelando evidencia de que Armenia y sus montañas estuvieron entre los primeros lugares donde se asentó la civilización humana. Durante la Edad de Bronce, varios estados prosperaron, incluyendo el Imperio Hitita. Alrededor del 600 a. C., se estableció el reino de Armenia bajo la Dinastía Oróntida y existió bajo varias dinastías locales hasta el año 428 a. C.

El reino de Armenia alcanzó su máxima expansión entre el 95 a. C. y el 66 a. C. bajo Tigranes el Grande, cuando se convirtió brevemente en un imperio, extendiéndose desde el mar Caspio hasta el mar Mediterráneo y desde el Cáucaso hasta la frontera de Palestina. A través de su historia, el reino de Armenia gozó de períodos de independencia intermitentes y períodos de autonomía conforme a los imperios contemporáneos. Reyes apoyados o impuestos por el Imperio romano o por Partia, o acordados por ambos, fundaron y destruyeron dinastías. La localización estratégica de Armenia entre dos continentes la ha sometido a sucesivas invasiones de asirios, persas, romanos, bizantinos, árabes, turcos selyúcidas, mongoles, turcos otomanos y rusos.

Durante la Primera Guerra Mundial, una gran proporción de armenios que vivían en Anatolia falleció como resultado del genocidio armenio.  Los acontecimientos de 1915 a 1917 se consideran por los armenios y la inmensa mayoría de historiadores occidentales como matanzas totales patrocinadas por el estado otomano o turco. A pesar de la evidencia abrumadora del intento genocida, las autoridades turcas mantienen actualmente que las muertes fueron resultado de una guerra civil, junto con el hambre y las enfermedades, incluyendo muertes en ambos bandos. La gran mayoría de estimaciones acerca del número de armenios muertos comienzan a partir de los 650 000 hasta el millón y medio de personas. Armenia y su diáspora han estado haciendo campaña desde hace años en busca del reconocimiento oficial de esos acontecimientos como un genocidio. El 24 de abril se conmemora como día del genocidio armenio.

En 1920, Armenia y Turquía entraron en guerra, un violento conflicto que terminó con el Tratado de Alexandropol por el que se obligó a Armenia a desarmar a la mayoría de sus fuerzas militares, ceder más del 50% de su territorio antes de la guerra. En 1922 el país fue incorporado a la Unión Soviética como parte de la República Socialista Soviética de Transcaucasia, de breve duración, junto con Georgia y Azerbaiyán.

Durante el período del presidente ruso Gorbachov, en los años 80, se inició una creciente tensión desarrollada entre Armenia y Azerbaiyán con respecto a la región de Alto Karabaj y que concluyó con un conflicto bélico entre los dos países.

En 1990 se celebraron las primeras elecciones legislativas democráticas y en 1991 se eligió el primer presidente de la República.

Armenia es un pequeño país que no llega a los treinta mil kilómetros cuadrados y con una población de tres millones de habitantes, una cantidad muy inferior a los ocho millones de habitantes de armenios diseminados por todo el mundo.

La religión predominante en Armenia es el cristianismo. Las raíces de la Iglesia Armenia comienzan en el siglo I. Según la tradición, la Iglesia Armenia fue fundada por dos de los apóstoles de Jesús, Judas Tadeo y Bartolomé, quienes predicaron el cristianismo en Armenia entre los años 40 y 60.

Tu primer destino en el nuevo país armenio es Alaverdi, situado en la parte inferior de la garganta del río Debed. Se trata de un enclave rodeado de altas montañas y bosques verdes. El río Debed fluye a través del centro de la ciudad dividiéndolo en 2 partes. La mitad norte más antigua de Alaverdi está en el cañón de Debed, y la mitad más nueva del sur de la ciudad está en la meseta de Sanahin. Las montañas Somkheti dominan la ciudad desde el norte y el noroeste, mientras que las montañas Pambak dominan desde el sur y el suroeste.

Alaverdi es una zona muy importante por su producción de cobre. A comienzos del siglo XX la cantidad de cobre producida en la región suponía el 13% de la producción total de cobre en el Imperio ruso . A finales de 1909, se inauguró la planta hidroeléctrica del río Debed para dotar a las plantas metalúrgicas en desarrollo de energía suficiente.

Perlé por el mundo. Etapa 152.

Tras otra noche de acampada llegas a la localidad de Vanadzor.

Este lugar, antes llamado Kirovakan, es la tercera ciudad más grande de Armenia y es famosa por su gran planta química, localizada en las afueras.

La historia de Vanadzor se remonta a la Edad de Bronce. La ciudad tomó su nombre posiblemente en el siglo XIII, de una iglesia negra de piedra sobre una colina cercana. La ciudad fue totalmente destruida en 1826 por el Kan Hasan durante la guerra ruso-persa. La ciudad disfrutó de un auge considerable tras la apertura del ferrocarril a Tiflis en 1899.

En mayo de 1918, las tropas del general Tovmas Nazarbekian superadas en número lucharon contra el Ejército turco, haciéndolos retroceder durante unos días en la crucial batalla de Karakilisa, que posteriormente cerró con la victoria en la batalla de Sardarapat. Al norte de la carretera de Spitak a Vanadzor, aproximadamente 2 kilómetros al oeste de la ciudad, hay un pequeño lugar santo en las ruinas de una iglesia, monumento que honra aquella batalla.

Las condiciones atmosféricas son totalmente adversas. Hoy para descansar abandonas la idea del camping y quieres recomponerte físicamente con un descanso mas “humano” aunque tengas que costearte un alojamiento.

 

Perlé por el mundo. Etapa 153.

Tras un merecido descanso prosigues tu recorrido hasta llegar a la localidad de Dilijan.

Es una población enclavada en el Parque Nacional Dilijan y es una de las más importantes estaciones turísticas del país.

Fue un centro turístico muy apreciado durante el período soviético por los poderes medicinales atribuidos a su agua mineral. Actualmente se están llevando a cabo las gestiones oportunas que aspiran a corto plazo a desarrollar una infraestructura turística basada en la práctica del esquí y en el aprovechamiento de antiguos balnearios, pero en la actualidad la infraestructura turística se mantiene en un nivel algo primitivo.

A pocos kilómetros al este de Dilizhán, en una quebrada boscosa, se encuentra el Monasterio Hagartsin, considerado el mayor centro cultural de la Armenia medieval, y uno de los pocos ejemplos perfectamente conservados de la arquitectura de su época (siglos X al XIII).

En la jornada de hoy sufres una incidencia que transcribo literalmente tal y como me la has hecho llegar, amigo Elías, a través del audio que me has enviado:

“… ha sido un día difícil porque, bueno, me he caído. Lo primero de todo… ¡¡he volado!!;  una alcantarilla, una alcantarilla sin tapar, se habían llevado el metal. He doblado la horquilla, he salido volando, menos mal que llevaba el casco puesto porque me he dado un golpe en la cabeza tremendo. El codo me duele, pero no tengo nada roto. Entonces, mañana voy a continuar. Mucha lluvia y es por eso que iban los reflejos jodíos porque iba muy mojado, he hecho una subida increíble…”

Gracias a la ayuda de dos compañeros franceses con los que compartes ruta desde ayer te has podido recomponer y terminar la jornada de hoy. Vuelves a costearte un alojamiento en donde resguardarte del frío y la lluvia y poder aliviar tu cuerpo dolorido.

Por suerte Penélope puede continuar rodando aunque habrá que buscar alguna reparación para la horquilla (torcida hacia adentro) donde colocas tus alforjas.   

Y la lluvia como recalcitrante testigo de esta Semana Santa por el Caúcaso.

 

Perlé por el mundo. Etapa 154.

Aún dolorido inicias una nueva etapa teniendo como meta llegar mañana a la capital armenia. Viendo de soslayo la horquilla delantera de Penélope que te deja pedalear pero con un roce que minimiza el rendimiento de  tu esfuerzo. Cuando llegues a Yerevan tendrás que buscar una solución a este problema.

Y llegas a Sevan, una pequeña ciudad en un entorno idílico junto al Lago Sevan. Este lago es el más grande de Armenia y uno de los lagos de alta montaña más extensos del mundo. El área en torno al lago está protegida como Parque nacional Seván.

En 1910 Soukias Manasserián, uno de los ingenieros civiles detrás de las intervenciones que causaron el desastre del mar de Aral sugirió bajar el nivel del lago 45 metros y utilizar esa agua para la irrigación y la obtención de energía hidroeléctrica. En la era de Stalin el plan se llevó a cabo y las consecuencias fue un desastre ecológico que quizó no ha alcanzado la magnitud del ocurrido en el mar de Aral y que en las últimas tres décadas se ha intentado reducir sus efectos.

En  1981, se construyó un túnel de 49 km derivando agua desde el río Arpa hasta este lago, y una vez iniciado el presente siglo XXI parece ser que el nivel del lago se está consiguiendo estabilizar.

En el interior del lago destaca el Monasterio de  Sevanavank. Este monumento religioso fue fundado en el 874 por el rey Ashot I, fundador de la dinastía Bagrátida, en honro de su hija Mariam. Como no hacer referencia a esta construcción relacionado a un nombre femenino que tanto llevas en tu corazón.

Pero curiosidades de la vida, en el día de mañana aparecerá alguna anécdota en  la que te darás de bruces con el nombre de tu madre.

Perlé por el mundo. Etapa 155

Tras otra noche de acampada donde cocinaste un arroz como cena que compartiste con tus escuderos franceses de estos días (Cécil y Eduard) llegas a tu destino en Yerevan (o Erevan), la capital de Armenia.  Es la mayor ciudad del país con una población algo superior la millón de habitantes.

Después de jornadas rompepiernas con unas fuertes subidas en las estribaciones del Caúcaso, hoy te has encontrado con una etapa más suave y llana.

Has conocido a un matrimonio del lugar con “una Lada del 84”. Ella se llama Marian, cosas del destino. Como ejemplo de la diáspora armenia sus hijos se encuentran fuera del país: dos hijos en Argentina y una hija en España. Ella al saber de tu procedencia te ha enseñado numerosas fotos de su reciente visita (el pasado mes de febrero) a España, visitando Toledo y Madrid y conociendo a sus nietos. En fin, un encuentro muy especial.

Es impresionante escuchar tu audio donde me presentas las vistas de la ciudad cuando estás llegando a ella y divisas al frente el mítico Monte Ararat con más de 5000 metros. Técnicamente, el Ararat es un estratovolcán, formado a partir de flujos de lava y eyecciones de materiales piroclásticos. La última actividad volcánica registrada en la montaña fue un terremoto importante en julio de 1840.

En mi próximo escrito hablaré de Yerevan pero hoy despido esta condensación de etapas con unas breves referencias al Monte Ararat. La tradición cristiana interpreta del Libro del Génesis que esta montaña es el lugar en el que se posó el Arca de Noé después del Diluvio Universal descrito en este libro sagrado.

En 1829 el Doctor Frederich Parrot, un profesor alemán de filosofía natural, visitó el monasterio de San Jacobo en el mismo monte Ararat escribiendo en su libro que los monjes habían obtenido la madera necesaria para la construcción del monasterio de los restos del Arca de Noé. Once años después, en 1840, el monasterio y todos sus monjes desaparecieron tras la última erupción del Ararat.

En esta montaña también tiene su origen la leyenda de “Los Diez Mil Mártires del Monte Ararat”. Cuenta la leyenda que se trataba de soldados romanos que se convirtieron al cristianismo y, por ello, fueron crucificados en dicha montaña por orden del emperador. Los mártires son conmemorados por la Iglesia Católica pero no por la Iglesia Ortodoxa o la Iglesia Apostólica Armenia, por lo que se piensa que la historia no tiene una base histórica firme.

Me encanta escucharte hablar el idioma del país donde te encuentras.

Yerevan, a tiro de piedra de Persia.


Como no podía ser de otra forma en estas fechas tan señaladas recuerdas la celebración de la Semana Santa en tu Herencia natal. ¡Qué contraste! Aquí un sol espectacular, casi veraniego, y tú bajo las inclemencias de férreo invierno que no quiere abandonar el Caúcaso.

Además en estos días tan especiales has recibido un correo de un monje al que conociste en el mítico Monte Athos de Grecia. Tú mismo lo resumes:”la Semana Santa está cargada de una espiritualidad que es inherente al ser humano”.

Describes Armenia como un país anclado en el tiempo, con una población en las montañas muy reservada. Condiciones muy difíciles, mucha pobreza, pueblos abandonados y campesinos con una economía de subsistencia.

Hace unos años di clases a un armenio, Samuel. Un singular personaje que transportaba los paquetes y el correo de Ciudad Real por todos los pueblos en una ruta que concluía desde la capital hasta Tomelloso. Por él conocí un poco de la indiosincrasia del pueblo armenio que hoy vuelvo a rememorar escuchando tus anécdotas viajeras.

Y dentro de esas particularidades te sorprende sobre manera que el 80% de los coches llevan las lunas tintadas de negro para evitar ver a las personas de su interior, ese palacio de chapa o las que tú denominas “casas colgadas del Caúcaso”  .

Y como anécdota final de esta condensación de etapas la imagen de ese panadero local que al verte te regala una de sus piezas.

Me encanta cuando tienes alguna parada forzada y tienes tiempo para colgar imágenes y comentarios en tu facebook o instagram y tu imaginación pone un breve comentario a curiosas fotografías. Invito a todos tus seguidores a que disfruten de esa brisa perspicaz tan particular y exquisita.

Amigo Elías, que los dolores físicos vayan menguando y tu ánimo se mantenga inquebrantable. ¡¡Un abrazo!!

 

Ahhh!! Te agradezco ese audio de un tema folkórico georginano tan particular y sublime. Floklore polifónico, algo inusual pero precioso que ha sido declarado  Patrimonio de la Humanidad, y permíteme que lo cuelgue para el disfrute de todos.

- patrocinador -Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp
Nuestro número móvil es (+34) 744 40 30 11, añádelo a tus contactos para recibir bien nuestros mensajes.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

DEJAR UNA RESPUESTA