El pasado 5 de mayo de 2017 el Proyecto Olmo de la fundación Soliss llegó a nuestra localidad. Herencia (Ciudad Real) cuenta desde este día con un pequeño olmo que se ha plantado en el Parque 3 de Abril junto una placa publicitaria del proyecto.

plantando olmo en herencia fundacion soliss proyecto olmo - Proyecto Olmo de la Fundación Soliss planta un pequeño Olmo en Herencia

El objetivo de esta campaña es la difusión y fomento de los olmos ibéricos en Castilla-La Mancha, aunque con olmos tan pequeños no se si se conseguirá el objetivo. Habrá que hacer un seguimiento para verlo.

 

Los olmos que se están plantando son resistentes a la grafiosis, enfermedad que en las últimas décadas ha diezmado las poblaciones de este emblemático árbol autóctono de nuestra región.

Historia del Olmo de Fundación Soliss

El olmo (Ulmus minor L.) es probablemente el árbol más emblemático históricamente en las plazas, caminos y calles de los pueblos y ciudades de toda Castilla, y por tanto también de Castilla-La Mancha.

A él le han sido dedicados históricamente preciosos textos en castellano por su simbología, desde Garcilaso en sus Églogas o Lope de Vega en sus versos, pasando por Tirso de Molina y Góngora en bellos pasajes. También Quevedo cita al olmo y a su especial relación con la vid –muy frecuente en la literatura simbólica en referencia al amor eterno–:

Estos olmos hermosos,
a quien esposa vid abraza y cierra,
de la sed de los días,
guardan con sombras las corrientes frías.

Más reciente y probablemente incluso más conocido es el precioso tributo de Antonio Machado al olmo, símbolo de árbol centenario y ligado a la vida de nuestras plazas, calles, caminos y riberas:

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo,
algunas hojas verdes le han salido.

El olmo fue desde tiempo inmemorial –era citado ya en textos romanos de Virgilio– el lugar de encuentro bajo cuya sombra se reunía el pueblo en las plazas principales de nuestros pueblos y ciudades.

Pero a finales del siglo XX llegó la nefasta Grafiosis que mermó sobremanera la población de olmos autóctonos en nuestra geografía hasta el punto de que hoy en día comienza a ser difícil encontrarlo en entornos urbanos y agrícolas. Mediante la colaboración con los más prestigiosos centros nacionales de selección genética botánica, la Fundación Soliss pretende ir reintroduciendo al olmo autóctono en nuestras vidas con el objetivo de que bajo su sombra vuelvan a crecer, a jugar, a charlar y, en definitiva, a vivir muchas nuevas generaciones en nuestra tierra.