El pasado sábado día 6, asistimos a un reencuentro muy esperado. Todas aquellas personas que hemos pasado por el IES Hermógenes Rodríguez, estábamos de celebración. 25 años, nada más y nada menos, desde que el instituto de educación secundaria llegó a Herencia para cambiar nuestras vidas, para enseñar, educar y formar a ciudadanos.

Dentro de este “Gran Encuentro” muchas fueron las personas y los vídeos, que pasaron por el escenario del Auditorio Municipal de Herencia, y es que en estos 25 años muchas son las personas que de forma anónima o pública han hecho posible que el IES Hermógenes Rodríguez sea lo que es hoy. Una de estas personas, que tuvo la oportunidad de dirigirnos unas breves palabras, fué José Roselló, alcalde de la localidad en aquel ya lejano 1991.

Ahora, queremos reproducir esas palabras, con el propósito de que puedan ser compartidas de nuevo con todas la personas que estuvimos allí, y por primera vez, para aquellas que no tuvieron oportunidad de escucharlas.

Palabras de José Roselló en el Aniversario IES Hermógenes Rodríguez.

Director de educación. Alcaldesas de Puerto Lápice y Villarta, Alcalde de Herencia, Claustro de profesores, alumnos y alumnas, señoras y señores. Muchas gracias.

Si la celebración de los aniversarios suelen ser motivo de alegría y regocijo, con mayor motivo debemos alegrarnos y celebrar el XXV aniversario de este Instituto de cuya existencia y brillante trayectoria todos los habitantes de las localidades de su área Puerto Lápice Villafranca y Herencia debemos felicitarnos, felicitar singularmente a los antiguos alumnos, a los actuales, reconocer la eficiente dedicación y expresar nuestra enhorabuena a las profesoras y profesores componentes de los distintos claustros, por el éxito alcanzado en su labor docente.

Este instituto fue en primer lugar una idea, un proyecto del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Herencia del periodo 87/91 del que me correspondió ser alcalde, este Grupo desarrolló la idea, la presentó a los órganos de gobierno municipales donde fue acordada la cesión del suelo de propiedad municipal y con el apoyo del grupo municipal del PP la trasladó a la Delegación Provincial de la Consejería de Educación de la Junta de Comunidades que fue la responsable de construir, dotar de medios materiales y de profesorado a este Centro. Un proceso que aunque aquí, por razones de espacio quede resumido en unas líneas, supuso grandes dosis de dedicación para superar las dificultades que suelen existir en la acometida y realización de este tipo de infraestructuras.
En aquel periodo la máxima preocupación de las administraciones públicas tanto de Herencia, como de Castilla La Mancha y de España era avanzar en el cumplimiento del artículo 1 de la Constitución que como todo el mundo sabe dice: “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.
Valores constitucionales que cohesionaron el consenso ciudadano así como el cambio social que hizo posible un paso de gigante en nuestro progreso social y económico.

Actualmente la ciencia contemporánea ha determinado que el saber no es cuestión ni de razas ni de genes, que la única raza que existe es la especie humana y que la cultura no se transmite genéticamente ni se hereda, “que los conocimientos, creencias, leyes, reglas morales, y costumbres” como componentes que conforman la cultura en palabras de Edward Tylor deben ser transmitidos mediante la enseñanza, mediante el aprendizaje en la familia, de los vecinos y de la propia sociedad.

Por eso son de vital importancia la existencia de una sociedad que practique los valores constitucionales antes citados y que genere y apoye decididamente, sin pretextos, la existencia y el éxito de Institutos como el Hermógenes Rodríguez, que hoy nos complacemos en felicitar y para el que pido un gran aplauso.

José Roselló
Herencia, 6 de mayo de 2017