Durante estos días se están realizando tareas de limpieza de imbornales en nuestra localidad, Herencia. Un trabajo que tiene que realizarse de forma continuada para garantizar la buena comunicación de aguas.

La pasada semana fue el turno de la calle Cervantes, Avenida de Constitución, Avenida Encarnación y parte de los jardines.

Para mayor eficacia en la limpieza a fondo de las rejillas de la Báscula y el Santo Sepulcro, los puntos que más agua recogen, se contó de forma puntual con el camión, que está ayudando en una labor que es diaria.

Son estos grandes puntos de recogida donde más suciedad puede quedar y es muy importante, para evitar males mayores, usar papeleras y contenedores para residuos.

Fotografías del Ayuntamiento.