Un estudio realizado por el Hospital Clínico de Valencia, en el servicio de oftalmología, determinó que atienden una cantidad de 40 urgencias relacionadas con los lentes de contacto y su mal uso, durante el verano.

Entre las infecciones más graves y peligrosas, se encuentra la infección por amebas, un parásito que se encuentran en las piscinas o los ríos que estén contaminados, o que no cumplan con los tratamientos adecuados para tratar el agua.

usar lentillas en verano - ¿Cómo prevenir infecciones al usar lentillas en verano?

Es posible prevenir las infecciones por el uso inadecuado de los lentes de contacto durante los meses de verano.

Sobre todo, cuando se trata de lentillas baratas que, debido a su calidad, a pesar de ser seguras para las personas requieren de mayor responsabilidad cuando se utilicen.

Las amebas afectan a la córnea y los riesgos se incrementan si el problema no se trata a tiempo.

Comprar lentillas baratas representa un alivio económico. Sin embargo, deben emplearse con responsabilidad, al igual que cualquier otro lente. De lo contrario, se incrementa la posibilidad de sufrir alguna infección perjudicial para el ojo.

Evitar infecciones

Durante la época estival aumentan las infecciones relacionadas con las lentillas. Esto se debe a que las personas no toman las precauciones adecuadas, y la mayoría del tiempo se olvidan de cumplir con las normas de su uso.

Para evitar infecciones, es importante que dejes de bañarte en los ríos, playas o piscinas con los lentes de contacto puestos. El agua salada, el cloro, y la contaminación causan irritación en los ojos, por lo que el entorno se hace más susceptible para contraer algún parásito.

Si vas a pasar el día en uno de estos lugares, te recomendamos que laves tu rostro con agua potable. Si es posible, utiliza anteojos en estos momentos.

Cuando vayas a dormir o tomar una siesta recuerda quitártelas. Es de suma importancia que las desinfectes con el líquido especial antes y después de ponértelas. Siempre deben estar en su estuche, con el líquido desinfectante.

Esta es una forma segura de utilizar las lentillas.

Visión disminuida

Durante el verano, los casos de queratitis aumentan. Esta es la inflamación de la córnea por un uso extendido de las lentillas. Según otro estudio realizado por el Hospital Clínico de Valencia, 24% de las personas tienen una sobreinfección bacteriana.

Cuando la infección perjudica la parte central de la córnea esta no volverá a sanar por completo, lo que traerá como consecuencia una pérdida de la calidad visual.

Para evitar la queratitis, es indispensable conocer las infecciones que están relacionadas con el uso de lentes de contacto al bañarse en piscinas o ríos, y que no cuenten con un tratamiento adecuado.

La acantamoeba es el parásito específico que produce la infección que, si no es tratada a tiempo, trae consecuencias de gravedad extrema.

Los síntomas que trae esta infección se asocian a la sensación de arenilla dentro de los lentes de contacto, o de uncuerpoextraño que se encuentreensu interior. Los signos se agravarán al retirar la lentilla.

Cuidados especiales

No importa si vas a comprar lentillas baratas o adquieres las originales. Mientras no cumplas con los cuidados necesarios durante el verano, o cualquier otra época, existirá la posibilidad de sufrir alguna infección.

Por eso te sugerimos que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. No permitas que tus lentillas entren en contacto directo con el agua que emana del grifo. Por esta razón asegúrate de tener a la mano el líquido especial, compuesto por una solución salina que desinfecta los lentes de contacto. Solo deben limpiarse con esta sustancia.
  2. Evita entrar con lentes de contacto en piscinas o aguas en las que exista poco tratamiento, o que, por el contrario, requieran de ciertos químicos para limpiar el agua. En ambos casos tus ojos se irritarán y te hace más susceptible de padecer alguna infección.
  3. Por ningún motivo te expongas al sol con las lentillas puestas. Resecará tu ojo.

Otros consejos

Usar lentillas implica una responsabilidad importante, debido a que la salud de tu ojo depende los cuidados que les facilites.  A veces realizamos acciones que los perjudican directamente, incrementando las posibilidades de contraer una infección.

Durante el uso de las lentillas, debes:

  1. Colocarte o retirarlas en ambientes libres de polvo o arena, esto evitará que se contaminen.
  2. Llevar contigo lágrimas artificiales. La desventaja de los lentes de contacto es que resecan el ojo.
  3. Antes de manipular las lentillas, recuerda desinfectar tus manos. Cada vez que las vayas a colocar o retirarlas también debes desinfectarlas. Esto evitará cualquier infección.
  4. Alterna el uso de los lentes de contacto con los anteojos, sobre todo durante la época de verano, o cuando te dirijas a sitios muy calurosos.
patrocinador

Dejar un comentario

.