En el pasado pleno de la Corporación Municipal se aprobó por unanimidad la modificación de las ordenanzas que regulan la limpieza viaria para endurecer las sanciones contra quienes atenten contra el mobiliario urbano y patrimonio. Así se acordó pasar las sanciones leves de 60 a 300 euros de sanción; y las graves elevarlas de 300 a 600 euros, más el coste de restaurar el deterioro producido en el bien dañado.

Recordar que el pasado mes de marzo ya se condenaron las pintadas que aparecieron en algunos lugares públicos, sedes de partidos políticos, etc, anunciando que se aumentarían las cuantías de las sanciones por tales actos vandálicos.