El secretario provincial de Asaja indicó que el objetivo es exigir a la administración la puesta en marcha de medidas que mitiguen la crisis que sufre el sector.

La organización agraria Asaja ha convocado para el 17 de mayo en Toledo una gran manifestación en defensa de una política agraria que garantice la renta del sector productor.

Según informó ayer el secretario provincial de esta organización en Ciudad Real, Florencio Rodríguez, existen razones suficientes para salir a la calle en demanda de medidas que mitiguen la crisis económica sin precedentes que sufre el sector agrario y ganadero.

“El campo necesita planificación y orden, es necesario una política clara de cara al futuro para lograr la rentabilidad del sector”, añadió Rodríguez quien aseguró que el campo en esta región tiene muchos problemas y es necesario que las administraciones “se pongan las pilas” para acabar con la crisis del sector.
Entre las razones determinantes para poner en peligro la viabilidad de numerosas explotaciones agrarias y ganaderas, Rodríguez destacó los bajos precios en origen unidos a los elevados costes de producción, los problemas para encontrar mano de obra, la práctica de una política medioambiental que atenta contra la productividad y la falta de una política hidráulica que englobe el problema del agua desde un marco nacional.

Es por ello que una de las principales reivindicaciones que la Organización Agraria defenderá en la manifestación de mayo será la de una política agraria que de respuestas a las necesidades del sector agrario y ganadero.

Florencio Rodríguez añadió que entre las principales reivindicaciones figuran la creación y puesta en marcha de una ley de comercio agrario, o ley de márgenes comerciales, que garantice el doble etiquetado para evitar disparidad entre precios en origen y destino.

Añadió que esta también necesario definir la situación de la viticultura y definir la política a seguir con la OCM del vino, con un reparto de fondos justo y ayudas directas al agricultor.

En otro orden de cosas, el secretario provincial de Asaja aseguró que el sector ganadero es uno de los más perjudicados en los últimos 20 años y vaticinó que en los próximos meses se va a perder un importante número de cabezas. Por ello, desde ASaja reclaman un programa estructural para el sector, con acuerdos de prejubilación, una interprofesional del ovino y del caprino y el desacoplamiento de las ayudas.

Asimismo, señaló que debería establecerse una política medioambiental respetuosa con la producción agraria y ganadera, así como una contratación de mano de obra legal que se adapte a la realidad del trabajo agrícola.

Otras de las reivindicaciones de los agricultores y ganaderos que se den cita en Toledo versarán sobre la PAC y la importancia de definir un modelo de agricultura competitiva y. una política clara en materia de hidráulica.

fuente: Lanza Digital