El Consistorio prevé su construcción en la avenida de Alcázar, la plaza de la Libertad y la calle José Roselló, con el fin de descongestionar el tránsito de lo que será la futura semivariante

El Ayuntamiento de Herencia construirá tres rotondas en la travesía de la CM-420 que transcurre por el interior del municipio, con el objetivo de regular el tráfico de esta vía urbana y evitar así sus puntos negros. Una solución «necesaria» en la actualidad, según aseguró a La Tribuna el alcalde de Herencia, Jesús Fernández, previa a la construcción de la semivariante que el Gobierno Regional anunció el pasado año que se construirá en la carretera regional, a su paso por la localidad, precisamente para evitar la intensidad de tráfico que soporta Herencia, como consecuencia de las travesías urbanas de la CM-420.Adelantándose a la construcción de la semivariante, el Consistorio herenciano ha planteado la creación de dos rotondas, una en la plaza de la Libertad y otra en José Roselló. La tercera, que se construirá poco después de las dos primeras, irá en la avenida de Alcázar.

Presupuesto. Según informó el primer edil, el proyecto es «sólo un planteamiento inicial», por lo que el presupuesto global de la obra no está fijado, aunque Fernández calcula que conllevará un gasto aproximado de 180.000 euros, incluido en el coste global de la semivariante.

Esta nueva actuación servirá, según añadió Fernández, para hacer un planteamiento integral con el que se consiga «una ciudad más transitable y saludable». Para el regidor de Herencia, la forma de hacer política, «tal y como la entiende el equipo de Gobierno», no se basa sólo en la construcción de obra pública, sino en introducir una nueva manera de acercarse a los ciudadanos, «resolviendo sus problemas más cercanos», en esta ocasión, dijo el alcalde, el problema del tráfico.

Por lo que respecta a la semivariante de la CM-420 a su paso por Herencia, el alcalde prevé que la demolición de tierra para el comienzo de las obras se producirá en otoño de este mismo año, «por lo que el inicio de la ejecución de la misma podría fijarse a principios de 2009».

El proyecto fue presentado en Alcázar de San Juan el pasado mes de mayo, en presencia de los alcaldes y concejales de los municipios afectados, y consiste en la construcción de dos variantes (por un lado, la de Alcázar y Criptana, y por otro la de Herencia), que evitarán el tráfico por las travesías, derivándolo por la Autovía de los Viñedos, con una inversión del Ministerio de Fomento de 14,3 millones de euros.

Fuente: La Tribuna de Ciudad Real / Nieves Sánchez.