Fuente: MANUEL MORENO www.abc.es (Toledo).

TOLEDO. Un hostelero de Camuñas (1.800 habitantes) ha denunciado ante la Guardia Civil haber sido víctima de un intento de extorsión el 6 de mayo por parte de tres rumanos que le reclamaban una supuesta deuda por un antiguo alquiler. El hostelero explicó a los agentes del puesto de Villafranca de los Caballeros, donde interpuso la denuncia, que le amenazaron de muerte si no entregaba 3.000 euros, según confirmó ayer a ABC su esposa, Carmina.
Los hechos sucedieron en un bar de la calle Imperial. Su propietario, de nombre Gabriel, a quien le conocen por el apelativo de «El herenciano» por ser natural de la vecina localidad de Herencia, recibió la visita en su establecimiento de tres hombres de nacionalidad rumana. Eran las siete y media de la tarde. Le pidieron que saliera a la calle y fue entonces cuando le exigieron el pago de 3.000 euros bajo la amenaza de matar a él y a su familia. Gabriel se negó en redondo y logró zafarse de los individuos cuando éstos intentaron golpearle, según relató su mujer, que en ningún momento vio que los extorsionadores fueran armados con pistolas.
El hostelero se escondió en un habitáculo dentro del bar y cerró la puerta, que los rumanos consiguieron romper a golpes. Cuando uno de ellos intentaba colarse por el agujero que habían hecho en la puerta, observaron que la mujer hablaba por teléfono con la Guardia Civil, por lo que huyeron.
Es la primera vez que a Gabriel le sucede un episodio así. «Creemos que detrás pueden estar unos chicos rumanos a los que alquilamos el bar durante un año y tuvieron que cerrarlo a los dos meses por las peleas», sospecha Carmina. La mujer del hostelero asegura que la Guardia Civil todavía no ha detenido a nadie por estos hechos.
Además de este suceso, la semana pasada robaron en varios vehículos aparcados en el garaje de un bloque de viviendas sociales (antiguo cuartel de la Guardia Civil). También a dos empresarios de la construcción les sustrajeron sus herramientas.
Detenido un colombiano
Por otro lado, la Policía ha detenido en Toledo a un colombiano como presunto autor de varios robos en domicilios, concretamente en el barrio de Buenavista, donde se han registrado numerosos casos durante las últimas semanas.