sabado-19El Servicio de Protección Civil y Emergencias de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Justicia y Protección Ciudadana, ha comunicado a sus responsables y a los grupos de intervención la previsión de la Agencia Nacional de Meteorología (AEMET), que contempla la posibilidad de que aumenten las temperaturas en las próximas horas en las provincias de Ciudad Real, Guadalajara y Toledo.

De acuerdo a las predicciones de la AEMET, en Ciudad Real, el nivel amarillo, que indica un estado de prealerta, comenzará el sábado 19 y se mantendrá hasta el domingo, 20 de julio. Se espera que en la provincia ciudadrealeña los termómetros alcancen los 38 grados centígrados.
domingo20En Guadalajara, tal y como anuncia la AEMET, también se incluye en el nivel amarillo de prealerta durante el fin de semana, con unas temperaturas máximas de 36 grados centígrados.

Por su parte, para la provincia de Toledo, la Agencia Estatal de Meteorología anuncia el nivel amarillo a partir de hoy viernes y durante todo el fin de semana. En esta provincia, los mercurios oscilarán entre los 36 y los 38 grados centígrados.

lunes21Ante el aumento de las temperaturas, desde la Consejería de Justicia y Protección Ciudadana, se recuerdan las recomendaciones que se hacen desde la Consejería de Sanidad. Así, para protegerse del calor, hay evitar las salidas y las actividades en las horas más calurosas (generalmente entre las 2 y las 6 de la tarde) y más aún las actividades físicas como deportes y trabajos que requieran un importante esfuerzo físico.

Si es necesario salir de casa a esas horas, buscar la sombra y llevar agua. Ponerse un sombrero, utilizar ropas ligeras y amplias y de color claro (de algodón a ser posible). Cerrar las persianas y las cortinas de las fachadas expuestas al sol. Mantener las ventanas cerradas cuando la temperatura exterior sea superior a la temperatura interior. Abrirlas por la noche, provocando corrientes de aire.

También se recomienda refrescarse, para ello es conveniente permanecer dentro de casa en las habitaciones más frescas; y ducharse o bañarse varias veces al día o humedecer el cuerpo.

Ante un aumento de las temperaturas también se recuerda a la ciudadanía que hay que beber y comer regularmente. Así, es recomendable beber líquidos en abundancia, incluso sin sed: agua, zumo de frutas. No tomar alcohol. Comer como de costumbre. Hacer varias comidas al día, incluyendo frutas y verduras (salvo en caso de diarrea); y evitar las comidas copiosas.

Fuente: miciudadreal.es