Este servicio de asistencia psicológica y fisioterapéutica gratuita abarca a 74 municipios de la región.

El consejero de Sanidad, Roberto Sabrido, ha suscrito esta semana en Toledo el acuerdo de colaboración para este año con Cocemfe, que es la entidad que gestiona este programa sociosanitario innovador en España, que ya ha atendido a casi 1.000 personas desde que se inició en 2003.

La Consejería de Sanidad ha renovado de nuevo este año su financiación anual del programa de rehabilitación itinerante de personas con grandes discapacidades crónicas que residen en el medio rural (Pricam), gestionado desde el año 2003 la Confederación Coordinadora e Minusválidos Físicos (Cocemfe) El acuerdo ha sido suscrito esta semana en Toledo por el consejero de Sanidad, Roberto Sabrido, y el presidente de Cocemfe de Castilla-La Mancha, Emilio Sáez.

Con una inversión para este año de 515.000 euros, desde la Consejería de Sanidad se ofrece de manera gratuita asistencia psicológica y fisioterapéutica a personas con una gran discapacidad física crónica. En 2008, se prevé que se beneficie de este servicio unos 250 discapacitados.

Para el desarrollo del Pricam, los 15 profesionales que trabajan actualmente en este programa se tienen que desplazar a los domicilios de los discapacitados para prestarles atención, o bien encargarse de trasladarles en los cinco vehículos adaptados que dispone el servicio a los recursos comunitarios donde pueden recibir su tratamiento y la atención que necesitan.

“El objetivo de este servicio innovador en España es garantizar el tratamiento rehabilitador imprescindible para estas personas que residen en zonas alejadas de los recursos sociosanitarios existentes en la región y que por su limitada movilidad tienen muchas dificultades de acceder a ellos.”, ha manifestado el consejero, quien ha agregado que con esta actuación el Gobierno de Castilla-La Mancha prosigue con su objetivo de acercar lo más posible los servicios públicos esenciales a los ciudadanos, independientemente del lugar en que residan.

Según Sabrido, este servicio itinerante se ajusta por su estructura, organización y funcionamiento a las nuevas demandas y necesidades de las personas con discapacidad que han surgido con la entrada en vigor hace dos años de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia.

“El Gobierno del presidente Barreda está a la cabeza en cuanto a la atención a las personas dependientes y, en este sentido, Pricam es un engranaje más de la política sociosanitaria que llevamos a cabo en Castilla-La Mancha”, ha recalcado el responsable de la sanidad regional.

Para el presidente de Cocemfe en Castilla-La Mancha, por su parte, este servicio gratuito “garantiza a sus beneficiarios y a sus familias que puedan mantener una calidad de vida digna y no vean empeorada su capacidad física” y recordó que en 2003 inició su andadura en la comarca de Alcázar de San Juan, ampliándose progresivamente en 2005 a la comarca de Sacedón, en Guadalajara; en 2006, a la comarca del Valle de Alcudia, y el año pasado a la comarca de La Jara.

Menos de 1.500 habitantes de media

Este programa abarca, por tanto, a 74 municipios con una media de población inferior a 1.500 habitantes, ubicadas en estas cinco comarcas de la región. Hasta la fecha han sido atendidas casi 1.000 personas, con una inversión global por parte de Sanidad desde su puesta en funcionamiento hace cinco años de 2,1 millones de euros.

Así los pueblos atendidos en la comarca de Alcázar de San Juan son esta misma localidad, Villafranca de los Caballeros, Herencia, Pedro Muñoz, Consuegra, Madridejos, Campo de Criptana, Socuéllamos, Quero y Quintanar de la Orden.

En la comarca de la Sierra de Alcaraz son Villapalacios, Alcaraz, Los Chospes, Munera, Ossa de Montiel, Viveros, San Pedro, Tabarra, Santiago de Mora, Cordobilla, Lezuza, El Robledo, El Bonillo y Balazote.

En la comarca de Sacedón abarca los municipios de San Lorenzo de la Parrilla, Alvadalejo del Cuende, Olivares del Júcar, Villarez del Saz, Cogollado, Cerezo de Mohernando, Fuencemillán, El Casar, Torreón del Rey, Uceda, Cabanillas del Campo, Tarancón y Fuente de Pedro Naharro.

En la comarca de Valle del Alcudia son Alcoba de los Montes, El Torno, El Robledo, Puebla de Don Rodrigo, Piedrabuena, Argamasilla de Calatrava, Almodóvar del Campo, Luciana, Calzada de Calatrava, Horcajo de los Montes, Viso del Marqués, Almuradiel y el Picón.

Y en la comarca de La Jara los pueblos beneficiarios son Robledo del Mazo, Las Hunfrías, Espinoso del Rey, Puerto Rey, La Nava de Ricomalillo, Mohedas de la Jara, La Estrella, Campillo de la Jara, Buenasbodas, Belvís de la Jara, Aldeanuela de Barbarroya, Los Navalmorales, Robledo del Buey, Los Navalucillos, Santa Ana de Pusa, La Pueblanueva, San Bartolomé de las Abiertas, Alcaudete de la Jara, Puerto de San Vicente, La Fresneda, Sevilleja de la Jara, Minas de Santa Quiteria, Aldeanueva de San Bartolomé.

Fuente: JCCM