El Director General de Producción Agropecuaria, Francisco Martínez, dio ayer  en la Casa de Cultura de Herencia una charla para hablar sobre la OCM del vino, en la que también estuvo presente el delegado provincial de Agricultura, Francisco Chico.

Chico aseguró que esta OCM no es un asunto estático y va a ir evolucionando, y explicó que aún terminando en 2013 tendrá un puente abierto hasta el 2018. “Lo que muestra esta nueva OCM es un cambio de filosofía tanto para los viticultores como para industriales y cooperativas”, dijo.

En ese cambio de filosofía hay medidas destinadas a los jóvenes y a los mayores de 55 años.  Además propone acciones para la promoción de los vinos manchegos más competitivos con el fin de aumentar la venta fuera de nuestras fronteras, especialmente en los países que no pertenezcan a la Unión Europea.

Francisco Martínez, por su parte, aseguró que la OCM “entra en la línea de otras producciones agrícolas, así contempla ayudas por hectáreas, la promoción de vinos varietales y la reconversión de los viñedos destinados a nuevas plantaciones”.

Durante esta charla informativa, a la que asistieron decenas de agricultores, también se abordó el tema de las parcelas que se consideran ilegales. A este respecto, el Director General de Producciones Agropecuarias aseguró que todas aquellas que sean de antes del 1 de septiembre de 1998 se va a poder regularizar. Los agricultores con propiedades posteriores a esa fecha serán sancionados y obligados a arrancar la vides.

En cuanto al arranque de viñedos, la cifra inicial de 66.000 se ha reducido considerablemente tras la depuración que se ha aplicado y la cifra actual se sitúa en 50.000 hectáreas. Por el momento y durante esta campaña está previsto que se paguen a los agricultores los derechos de unas 33.000 hectáreas directamente.