En la madrugada del viernes se recibió al primer grupo de niños procedentes de los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf que pasarán los meses de julio y agosto con familias castellanomanchegas. El sábado y el domingo llegarán el resto de niños hasta un total de 756 que acogerá nuestra Región. Un centenar de voluntarios están preparados para dar cobertura a la recepción de estos niños en Herencia, que dentro del programa Vacaciones Paz pasarán unas horas en el Centro de recepción herenciano hasta que las cinco Delegaciones Provinciales los trasladen a las familias de acogida. Por tercer año consecutivo el grueso de voluntariado de la localidad junto al esfuerzo de la Administración Provincial y Local y entidades colaboradoras locales y provinciales, harán que Herencia se vuelque solidariamente con el Sahara Occidental.

Vía: Jesús Romero.

DEJAR UNA RESPUESTA