camunas1--253x190MARÍA JOSÉ MUÑOZ | TOLEDO. Sábado , 23-01-10 | www.abc.es

Restos de dos sotanas y otro tipo de ropa clerical han sido hallados durante los trabajos que realiza un grupo de arqueólogos y médicos forenses de la Sociedad de Ciencias Aranzadi de San Sebastián en un pozo-mina de Camuñas, donde se han localizado decenas de cadáveres -pueden llegar al centenar- de personas que fueron represaliadas por el bando republicano en la guerra civil.
El Arzobispado de Toledo, que promueve estos trabajos para la localización de mártires de aquella contienda -sacerdotes y monjas-, calcula que en esta fosa-mina se hallan los restos de nueve sacerdotes mártires en proceso de beatificación, -siete de ellos de la localidad de Herencia y el cura de Camuñas-, por lo que los restos de sotanas ahora hallados podrían corresponder a dos de ellos.

Bajo toneladas de tierra
El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha dado continuidad al objetivo de su antecesor, Antonio Cañizares, de proseguir la búsqueda de restos de religiosos en la provincia, y no se descarta que hoy acuda a la misa funeral que se celebrará a las 16 horas en el mismo pozo por el alma de todas las personas que fueron asesinadas y enterradas a 30 metros de profundidad.
Al funeral acudirán familiares de los represaliados y será oficiado por el postulador de las Causas de los Mártires, el sacerdote Jorge López Teulón, y los párrocos de Herencia y Camuñas.
Fuentes consultadas por ABC han señalado que los arqueólogos no están exhumando los cuerpos sino trabajando en ellos para calcular su número exacto, que se cifra en un centenar. La difucultad radica en que sobre cada cuerpo hay una capa de cal y los forenses no pueden coger los primeros y retirarlos fácilmente sino sacar uno por uno con gran cuidado.
Ayer, los profesionales trabajaban con 30 o 40 cuerpos a la vez. Y no lo hacen es una fosa habitual -en forma de calle, sobre el terreno-, sino en el interior de una mina que tiene dos metros de ancho y entre 15 y 20 metros de largo, y los médicos forenses – profesores universitarios- y arqueólogos especialistas en Memoria Histórica no pueden trabajar todos a la vez. Colabora con ellos de forma voluntaria Luis Avial, que ha intervenido con un geo-radar para este trabajo en Camuñas y también lo hizo en la fosa de García Lorca.
Hace unos meses, mientras se sacaban hasta 30 toneladas de tierra del fondo del pozo-mina, Avial introdujo esta herramienta de prospección no destructiva del subsuelo en lo que constituye la tercera fase de los trabajos llevados a cabo en 2008 y 2009, y que ahora finalizarán el próximo domingo en la mina de Camuñas. Tierra y más tierra sobre hombres y mujeres asesinados para evitar que salieran a la luz estos horribles crímenes.

Fin de los trabajos
Las prospecciones han generado gran expectación entre los ciudadanos de Camuñas, que se acercan a la zona de forma habitual y que acudirán hoy al funeral.
En declaraciones a ABC, el postulador de las Causas de los Mártires explicó que tanto la primera como la segunda fase de los trabajos fueron financiadas por la Iglesia, mientas que la tercera se realiza a través de donaciones de otras instituciones y familiares de los fallecidos, al margen de los fondos establecidos por la Ley de la Memoria Histórica. Su próximo objetivo es trabajar en una fosa situada en Carrión de Calatrava (Ciudad Real), donde se cree que existen 600 personas enterradas.
En el pozo-mina de Camuñas hay enterrados hombres y mujeres. Los trabajos, que dirige el forense Francisco Echeverría, y que comenzaron el pasado 17 de enero, finalizarán el domingo por la noche. En la provincia de Toledo la represión antirreligiosa fue una de las más fuertes de España.

Vía: www.abc.es Imagen: EFE

- patrocinador -