Y sopló el viento en Herencia, sopló el toreo y movió las ramas de esta plaza de nuestro pueblo, que no son pocas. Qué poderío el de Jesulín, qué naturales los de Abellán, qué valentía de Aníbal, qué templado Víctor Janeiro, qué gracia la de Caraballo y qué ilusión de Castellanos. Se ha sembrado una semilla en Herencia y éstos son sus frutos: la afición de un pueblo que ama el toreo caro y valora la sencillez de un arte de cante grande.

El primero anduvo con clase y recorrido, pero acusó su falta de fuerza al comienzo de la faena. Jesulín tiró de repertorio y nu pudo sino sacarle los pases más espectaculares de todo el festejo. Pinchó y dejó una media, con lo que el público, todavía frío, le premió con una oreja que paseó bajo al calor de los aficionados.

El segundo de la tarde, un novillo negro bragado un poco fuera de lugar en la  salida, anduvo con gracia y solera, se vino arriba en banderillas y Miguel Abellán dejó un comienzo de faena para el recuerdo. Fue este trasteo el más lucido de toda la tarde, pues el torero anduvo sereno y bien situado. Con la derecha firmó dos tandas que bien merecieron levantar el público, lástima que todavía los aficionados no estuvieran de lleno en la faena. Pero con la izquierda, con “su izquierda” bordó con seda de oro lo que afirmó en san isidro con un toro de El Cortijillo. Lo mató de estocada entera y ´fue premiado con los máximos trofeos.

El alcazaréño Aníbal Ruíz tiró de técnica con el buen tercero, un animal con clase pero con un punto negativo: su mansedumbre. Aún así, el manchego dejó libre la querencia del novillo y realizó una faena de menos a más justamente donde él quería. Pinchó y dejó una entera que le valió para cortar las dos orejas del novillo.

Víctor Janeiro pasó sin pena ni gloria por Herencia, aunque no sin ganas. Logró cortar una oreja al cuarto ejemplar de la ganadería de su hermano y tiró de ilusión y remates ante el petardo que le tocó lidiar. Tampoco con la espada estuvo acertado y su balance final fue el de un apéndice por su labor trabajosa.

Plaza de Toros en Herencia. Feria y Fiestas 2010A José Caraballo le cayó en la cabeza una de esas bolas que decía el maestro gitano Rafael de Paula que Dios reparte a los toreros. Esa bola lleva dentro el perfume más hermoso, más caro y más bonito del mundo: el arte. Desde el primer momento estuvo en torero el gaditano y recibió con una larga de rodillas al novillo mejor presentado de toda la corrida. Lástima que en la muleta se viniera abajo, pues apuntaban maneras de este torerazo. Dejó varias tandas para el recuerdo y avivó el espíritu de Paula, de Morante, de Camino…de tantos y tantos otros que lograron la faena de su historia. Y no en una plaza importante.

Al igual, el novillero Rafael Castellanos no anduvo falto de ganas e ilusión con su lote y se entregó al completo durante su aparición. Lástima que ese enemigo que persigue a todos los toreros apareciera cuando menos lo esperó: el fallo con los aceros.

Sopló una ventisca en Herencia, con su afición por delante por supuesto, que lleva en su corazón el toreo de tantos y tantos. Gracias viento.

FICHA DEL FESTIVAL TAURINO. SÁBADO 25 DE SEPTIEMBRE DE 2010. LLENO TOTAL. TARDE VENTOSA Y FRESCA.

6 novillos de El Rosalejo, de justa presentación, desrazados y faltos de fuerza. Mejor el 5º ,con clase y nobleza.

Jesulín de Ubrique, oreja
Miguel Abellán, dos orejas y rabo
Aníbal Ruíz, dos orejas
Víctor Janeiro, oreja
José Caraballos dos orejas
Rafael Castellanos, dos orejas

A continuación podéis ver una completa galería de fotografías de la Corrida de Toros en Herencia: