manolo delgado dirige seleccion futbol
Manolo Delgado dirigiendo una de las sesiones de preparación física de la Selección Española de Fútbol.

Desde estas líneas os dejamos un interesante artículo sobre Manolo Delgado Meco de padre herenciano. Este artículo lo encontramos en Zurri Gorri: 100×100 Atlethic Club y es original de Justo López Carreño que ha permitido la publicación citando fuente y datos. La dirección original es http://www.justorien.es/deportivos/Primera/delgado.php

Este es un pequeño gran homenaje para esa leyenda viva del Athletic Club como es Manolo Delgado Meco, que como hemos comentado tiene padre herenciano y madre alcazareña.

Semblanza de Delgado

“Otro de los alcazareños de quien puedo hablar desde la cercanía del conocimiento y el afecto es de Manolo Delgado. Ya era un referente de admiración deportiva cuando los más pequeños que acudíamos a clase de los PP. Trinitarios, entonces Academia “Balmes”, veíamos a esos mayores que jugaban tanto al fútbol como al baloncesto o nadaban de maravilla en la piscina Macris y organizaban aquellos saraos espectaculares para las fiestas de Santo Tomás de Aquino. Nosotros hubiéramos querido imitarlos en muchas cosas, pero, ciertamente, dejaron el listón muy alto.

manolo delgado en el campo de educacion y descando de alcazar 1960
Imagen de Manolo Delgado en el antiguo campo de Educación y Descanso de Alcázar en 1960.

Manuel Delgado Meco nació en Alcázar de San Juan el 7 de julio de 1945, en la calle General Primo de Rivera. Hijo de Adoración Meco Portillo de Alcázar de San Juan y Antonio Delgado Moreno-Manzanaro de Herencia. Se trasladan sus padres a la calle Pintor Lizcano, n.° 10 donde vive hasta los 15 años y finalmente fijan la residencia en el Paseo del Parque de Cervantes.

Estudia en las Escuelas Ferroviarias, posteriormente en la Academia “Balmes” de los PP. Trinitarios y se matricula en Ingeniería Técnica Industrial en la Escuela de la calle Embajadores de Madrid. Se le concede una beca de la Diputación Provincial de Ciudad Real para cursar la recién creada carrera de E. Física en el Instituto Nacional de Educación Física de Madrid. Esta Beca, que mantendrá a lo largo de todo el periodo de estudios, fue con cargo a los porcentajes de las quinielas. Finalmente consigue titularse en la especialidad de Fútbol. Personalmente siempre recordaré su interés porque yo siguiese sus pasos, aconsejando a mi padre e incluso facilitándome los impresos para hacer la matrícula, que finalmente desestimé optando por cursar en Ciudad Real los estudios de Magisterio.

Desde muy niño Manolo, como la mayoría de los niños de su edad, jugaba al fútbol y al baloncesto, en todos los sitios, calles, eras y plazas. En ese tiempo fue jugador de baloncesto con Acción Católica, Balmes C.B. etc., y con la selección de Alcázar quedó campeón Regional.

A los 15 años fue fichado por el Villafranca, que tenía como entrenador a Juan Garrido. Con el paso de los años, Manolo recuerda con cariño a sus antiguos compañeros y los invita a cenar para reverdecer antiguos episodios y viejas amistades. En una de las fotos que ilustran este texto se le puede ver con ese grupo de antiguos jugadores del Villafranca.

Campo de E. y D. de Alcázar. Festividad de Sto. Tomás de Aquino. 07-03-1960 Arriba de I-D: Delgado, Caste, Chacón, Jiménez, Micó y Hernández. Abajo I-D: Huertas, Cruz, Leal, Miguel y Muñoz.
Campo de E. y D. de Alcázar. Festividad de Sto. Tomás de Aquino. 07-03-1960 Arriba de I-D: Delgado, Caste, Chacón, Jiménez, Micó y Hernández. Abajo I-D: Huertas, Cruz, Leal, Miguel y Muñoz.

Siendo entrenador Humaran juega en el Alcázar y a la edad de 16 años es fichado como juvenil por el Real Madrid, quedando en la temporada (1962-63) subcampeón de España. En la temporada siguiente juega como Amateur en el Real Madrid quedando campeón de España. En el año 1964 ficha por el Calvo Sotelo en la 2ª División, jugando tres temporadas. En la temporada 67-68, ficha por unos meses con el Manchego C. F., mientras acaba la mili en el Regimiento de Artillería de Ciudad Real.

Una vez finalizada la mili entra a formar parte del Boetticher (2ª B) sufriendo en la temporada 68-69 una lesión grave, continuando una temporada más. Después es traspasado al Talavera en el año 1970 donde vivirá como jugador de fútbol las dos últimas temporadas de su vida, ya que después de una grave lesión y siendo ya licenciado en Educación Física, toma la decisión de dedicarse a la enseñanza del fútbol.

Corría el año 1972 cuando Manolo comienza su actividad como Técnico y Pedagogo de la Educación Física y Deporte en la Escuela Nacional de Entrenadores de Fútbol. La asignatura que imparte es Teoría y Práctica del Entrenamiento. En ese mismo año es contratado como preparador físico por el Real Mallorca (2ª División), siendo llamado por el seleccionador nacional juvenil, Héctor Rial, como preparador para participar en el Campeonato Juvenil UEFA, que se celebró en Barcelona (Mayo 1972).

Manolo posando en San Mamés con algunos de los trofeos logrados por el Athletic Club de Bilbao.
Manolo posando en San Mamés con algunos de los trofeos logrados por el Athletic Club de Bilbao.

Del 1973 al 1975 presta sus servicios en el C.D. Tenerife (2ª División). Pero es en el año 1975 cuando se produce en la vida deportiva de Manolo, el acontecimiento más importante, es llamado como preparador físico por el Athletic de Bilbao, club en el que permanece en la actualidad.

De estos años en el club bilbaíno caben resaltar dos títulos de liga, un titulo de la Copa de S.M. el Rey, un subcampeonato de la UEFA, sub-campeonato de la copa de S.M. el Rey, además de los conseguidos por los juveniles del Bilbao (Liga y Copa de S.M. el Rey).

En 1982 es llamado por la Real Federación Española de Fútbol como preparador físico de la Selección Nacional Sub 21, siendo entrenador Luis Suárez, y quedando subcampeón de Europa. El salto a la Selección Absoluta, lo da, de la mano de Miguel Muñoz, debutando como preparador físico en el Campeonato del Mundo de México (Fase Final).

Entre los numerosos homenajes que Delgado Meco ha recibido por toda la geografía nacional, nunca olvidará el que le dispensó su localidad natal: Alcázar de San Juan. El ayuntamiento le nombró hijo predilecto y recibió la insignia de oro al Mérito Deportivo en mayo de 1990. El Athlétic de Bilbao se enfrentó a un combinado formado por Cedrún; Camacho, Goichoechea, Alexanco, Rivas, Ayúcar, Milla, Sarabia, Elguezábal, Reces y Baltasar. Se recaudaron 875.000 pesetas que fueron destinadas a los minusválidos y al Asilo de Ancianos de la localidad alcazareña. Además de otra cantidad similar para la promoción de las categorías inferiores en su propio pueblo.

Como profesional, ha sido uno de los pioneros en la preparación física aplicada al fútbol en nuestro país. Todavía resuenan ciertas polémicas sobre la capacidad de sus métodos frente a los planteados por Carlos Alvarez del Villar, otro de los iniciadores en la introducción de la importancia de esta preparación en la mejora del rendimiento de los equipos. Por otro lado, aunque el tiempo no perdona, aún sigue en las instalaciones de Sta. María de Lezama, en Bilbao, ayudando a los intereses de su Club, en el que será siempre una figura legendaria por su contribución y su larga permanencia.

En el plano personal ha sido y sigue siendo una persona sencilla y hospitalaria, que ha abierto las puertas a multitud de alcazareños que se han acercado hasta San Mamés para presenciar un encuentro o a Lezama para conocer sus instalaciones. Yo mismo lo he comprobado, en alguno de mis viajes por tierras vizcaínas, visitando su propio hogar, en Las Arenas de Guecho, presenciando junto a nuestras familias una final de la copa del Rey por televisión y gozando de su amable y afectuosa camaradería.”

@ JUSTO LÓPEZ CARREÑO. Junio 2008.

ALGUNAS FUENTES CONSULTADAS

  • Libro Homenaje a Manuel Delgado Meco “Hijo predilecto”. Excmo. Ayuntamiento de Alcázar de San Juan.
  • “Deportistas Quijotes de Castilla-La Mancha”. JCCM 2005.
  • “Fútbol y Sociedad en Puertollano en el siglo XX. 1920-2000” de Luis F. Pizarro Ruiz.