Tras el lleno absoluto de Ramón Guamá el pasado 5 de noviembre, de nuevo Disco Pub Friend’s vuelve a preparar en su local una divertida sesión de monólogos para pasar la noche del viernes de una forma diferente y divertida.

En esta ocasión, el artista invitado es Fernando Moraño Jiménez, conocido por su trayectoria como colaborador en Paramount Comedy, Interviú, Cadena Ser Barcelona, Cadena 40 principales Madrid Sur, o la famosa serie de televisión, Aida, entre otros muchos programas.

Entrada: 1’50 euros.

La vida de Fernando Moraño Jiménez.
Nace en L’Hospitalet el día 6 de Febrero de 1981, por la inquietud enorme que le suponía, ser testigo en cuestión de tiempo del golpe de estado de Tejero, se rumorea, que fue el encargado, de dirigir a las tropas defensoras del estado, contra los últimos arreones del antiguo régimen.
Su infancia fue irrelevante, dado a que la gestación de su rareza, por entonces solo le mostraba como un niño marginal, su currículo escolar nos hacia pensar en la llegada de un nuevo genio de la Química, viendo su facilidad a la hora de mezclar el colacao con un solo dedo, sin utilizar utensilios. A los 13 años con la llegada de los estímulos sexuales, se entrego sin  temor a este cosquilleo genital, dejando atrás su carrera académica y cayendo en picado en busca de un ansiado FRACASO ESCOLAR.
El bello cubrió así su escultural  cuerpo y a los 18 años, intrigado por la posibilidad de tener alguna faceta, más que la de resistir con poderío, los arrebatos del tequila del Caprabo, decidió ser algo más que un joven con buen saque y se introdujo en su primera experiencia Teatral:
Paranoia
Con los alumnos de un insigne instituto, de L’Hospitalet, seducido por Jerry Marín, amigo de la infancia que permanece en la actualidad y en el futuro más inmediato.
Debutó como mayordomo, sencillamente presentando la obra y atendiendo, al público entre acto y acto (escénico), la interpretación del mayordomo  tétrico en Arsénico por compasión, les hizo pensar a esos jóvenes que no  solo podía ser un colaborador, por que en cada uno de sus gestos, la magia se desprendía cual espectáculo de danza de disney sobre hielo, así  tendría el determinante papel de Flender, un intelectual cerebral y frívolo, en Balas sobre Brodway de Woody Allen  que en sus carnes, dio de si, como las camisetas de John Goodman.
Tras esta representación, la compañía se quedó pequeña y nuestro joven buscó un lugar donde perfeccionar ese rubí de talento que en el yacía. Así llegó su era académica.
Magatzem d’Artistes
Esta escuela situada en el desahogado barrio de Sant Andreu, Barcelona, se inició  la gestación técnica de tan noble criatura. Bajo la atenta mirada  de Xavier Tarda y Nuria Martínez dos jóvenes  profesores – actores.
Vieron en el su más preciado campo de pruebas, en sus evoluciones casi impensables, interpretó diferentes papeles con éxito de crítica y público, aunque el sector privado también parecía conforme con lo visto.
Se recuerda su monólogo, de puño y letra como poli toxicómano más otro como cocainómano, sin que el hecho de imbuirse en tales personajes, le causase ninguna dobladez moral.
Interpretó en terrenos plenos de exigencia, clásicos como el  de Solness el constructor de Ibsen, superando la transfusión del carácter nórdico a su conocido caudal de pasión latina. Esta interpretación escandinavo-tropical, abrió nuevos senderos para la investigación escénica. También obras más contemporáneas, donde supo demostrar el conocimiento de la sociedad que le rodea.  Tenesse wiliams,  Paloma Pedrero o su autor, favorito Sanchis Sinisterra, además participaciones en animación callejera, acercando así su grandeza, al ciudadano de a pie. Entonces  bajo la iniciativa y el empuje de sus dos profesores, se lanzó al mundo de el humor dando vida a un texto incorruptible, (Vida y Obra de un membrillo mutante) que engloba toda su capacidad, para crear nuevos espacios de expresión, el primer local que vio su gloria fue el restaurante, Mass Rissec  allí también parió a Cedric un camarero de familia Hippy que inducido por la marihuana y el ácido servia copas y tocaba canciones  improvisadas, bajo su personal estilo de Jota Marroquí.
Más tarde tras finalizar, su formación  con su última interpretación como Queco valls proxeneta afeminado de perfil esquizoide, en la obra Guillén Motel.
Fundó con  tres ex alumnos más ( Meritxell Tardá actriz de excéntrica bis cómica y de sensualidad teatral enorme; Daniel Espulgues, dotado de una expresividad insultante y capaz de llevar hasta el final  del sus personajes; y Carlos Sandoval, creador de textos e intérprete experimentadísimo, digamos sin acritud), un milagro escénico multidicplinar casi como la navaja multiusos de la comedia.
Dir que no, en castellano Decir que No, aquí nuestro ídolo encarna un personaje vetusto y rudo, un proletario que no tiene conciencia alguna, ni de sus actos ni de su entorno, ni de na. Antonio este es su último personaje teatral, tubo la fortuna de disfrutar de un actor en continua progresión a su cargo.
Tras varias interpretaciones, en centros culturales de Barcelona participando en el folklore de Hospitalet, actuando para las fiestas de la primavera, en varias ocasiones. Decide más tarde dejar la misma, sabiendo que sus compañeros ya habían  absorbido toda su sabiduría, como una compresa de celulosa celeste.
Decide prestar mayor atención a su faceta como creador cómico, cosa que había compaginado con la compañía durante 2 años. Actuando en  Locales míticos como:
Lunatic  Barcelona o Ambigú Cornellà, Materi Mataró  se embarca en una apuesta personal por esa faceta  y decide marchar a Madrid en busca de su devenir mediático.
En su llegada  a Madrid en question de 15, días había conseguido ser llamado por Paramount Comedy, con la cual actuaría en la Chocita del Loro mientras se dejaba ver en bares clásicos, como:
El rincón del arte nuevo, Triskel,  Moulin Rose,  Artepolis,   Triskel  o Inishfree tabern en este ultimo supero con éxito un concurso organizado por los 40 principales.
Además el tejido televisivo, necesitaba de un nuevo genio creador, Juvenil, Moderno, Sexy e intelectual.
De ahí sus apariciones en Aída como Pepe de Vallecas o Cuenta atrás como Policía Nacional que entra al bar, nunca la puerta de un bar, se abrió con tanto criterio.
En todo caso todo su bagaje, se centra en el monologo cómico y verle en tales lides te hace pensar que todo escenario vacio, querría  tenerlo para él.

Datos y más información sobre Fernando Moraño en: nardoalogrande.com

Más información del evento en: discopubfriends.com