Tras la trabajada victoria en casa ante el C.D. Quintanar el pasado domingo 4 de mayo, nuestro C.D.B. Herencia llegaba a la última jornada con opciones de mantener la categoría. El fin de semana se presentaba revuelto después de la sanción impuesta al Daimiel Racing Club prácticamente por sorpresa. Dicha sanción hacía que el Daimiel RC llegara incluso a plantearse el no disputar el partido correspondiente a la última jornada 34 contra nuestro CDB Herencia, pero finalmente el partido se disputaba sin ningún problema.

Independientemente de todo el jaleo montado en Daimiel, el equipo viajaba hasta dicha ciudad con la necesidad de ganar para mantener la categoría ante un equipo como el Daimiel R.C. que se jugaba jugar la promoción de ascenso a Tercera División. Tras el pasillo inicial a las chicas del Daimiel campeonas de la Liga Regional Femenina, un emotivo minuto de silencio por los niños del Monterrubio fallecidos esta semana en un accidente de tráfico y los treinta segundos de protesta con los brazos caídos de los jugadores del Daimiel Racing Club por la sanción anteriormente mencionada, respetados por nuestros jugadores, comenzaba el partido en Nuestra Señora del Carmen de Daimiel.

Prácticamente todo el partido estuvo muy igualado y así se reflejó en el marcador que no se movería hasta el minuto ochenta de la segunda parte, y eso a pesar de la expulsión de uno de los jugdores del Herencia. Todo cambió cuando en el minuto 80, de forma involuntaria, Félix golpeaba el balón con la mano dentro del área. Aunque dicha mano era totalmente involuntaria, el penalti era claro tras cortar la trayectoria del balón e impedir la progresión del delantero local dentro del área. El Daimiel no desperdiciaba la ocasión y Francis ponía el 1-0 para los locales. De nuevo la mala suerte hundía a los nuestros y este gol prácticamente sentenciaba el partido, pero nuestros jugadores siguieron luchando y, a pesar de estar con un jugador menos, consiguieron encerrar al Daimiel en los últimos minutos a base de balones colgados, pero sin mucho acierto.

Con el 1-0 se llegaba al final del partido, resultado que confirmaba el descenso del CDB Herencia a Primera Autonómica y que permitía al Daimiel Racing Club poder jugar la promoción de ascenso a Tercera División.

Dejamos a continuación el comunicado oficial remitido por el C.D.B. Herencia y que puede leerse también en su página oficial:

Comunicado Oficial del C.D.B. Herencia

La mayor parte del pueblo está triste tras el consumado descenso de nuestro equipo a Primera Autonómica. Con este comunicado, tanto jugadores, directivos y miembros que forman este C.D.B. Herencia queremos mostrar nuestra tristeza por el descenso y dar las GRACIAS a toda la afición que nos ha acompañado durante este año.

Ha sido un año complicado, muy complicado. En muchos partidos nuestro equipo no ha jugado bien y hemos perdido merecidamente. Otros partidos hemos jugado bien y por las decisiones arbitrales unas veces, y por la mala suerte otras, no hemos podido ganar. Otras, aunque por desgracia no muchas este año, hemos jugado bien y hemos ganado. La marcha de nuestro entrenador Enrique en la primera vuelta (con el que se consiguió el ascenso a Preferente) y la llegada de Fulgencio para luchar por sacar al equipo del descenso. Las lesiones, la marcha de jugadores durante la temporada, la situación económica…un sin fin de cosas que han desembocado en esta situación. Ahora toca hacer autocrítica, pensar en lo bueno y en lo malo de esta temporada, corregir lo que se haya echo mal y mejorar todo lo que se pueda para ser mejores.

A pesar de todo esto, es INCREÍBLE como habéis estado apoyando al equipo desde que empezó la pretemporada allá en agosto del 2013 hasta el último partido de liga el pasado domingo en Daimiel, e incluso aún seguimos notando vuestro cariño y vuestras muestras de ánimo. No hay palabras para describir las emociones que hemos vivido los jugadores y directiva cuando, a pesar de la mala situación del equipo, el frío, la lluvia, el excesivo calor y las miles de condiciones más que han existido, habéis llenado las gradas del Campo de fútbol domingo tras domingo y os habéis dejado la garganta y todo lo necesario animando al equipo. Nunca olvidaremos esta temporada a pesar de la amargura del descenso, y es que partidos como los que hemos vivido este año en casa se te quedan marcados para siempre. Es un ORGULLO tener la afición que tenemos. En pocos campos, muy pocos, hemos visto las gradas llenas como las hemos visto en Herencia. El ver el campo de fútbol lleno animando sin parar y ver a los niños pequeños con sus equipaciones verdes del Herencia no tiene precio, nunca podremos agradeceros todo lo que habéis echo por nosotros. Este año hemos podido apreciar que no somos un simple equipo de fútbol de Castilla-La Mancha, que no somos un grupo de amigos que pasan el rato jugando al deporte que les gusta, sino que somos una FAMILIA que en lo bueno y en lo malo siempre estamos unidos.

No dudéis que el año que viene volveremos a darlo todo, que lucharemos más que nunca por volver a Preferente y, sobre todo, tened claro que los verdes nunca se han rendido en su historia ni se van a rendir jamás, y menos ahora. Ahora más que nunca tenéis que estar con el equipo y volver a recuperar la ilusión por alcanzar esos nuevos objetivos que nos están esperando, no será fácil, nadie nos va a regalar nada, pero juntos lo conseguiremos.

- patrocinador -