En la imagen trabajadores de la RTVCM vestidos de negro este viernes, en señal de protesta por las decisiones y gestión que lleva a cabo la dirección del Ente Público.

Los representantes de los trabajadores de RTV Castilla-La Mancha quieren manifestar su solidaridad con la periodista María Jesús Mora, “hasta ahora empleada de esta casa y nueva víctima de la disparatada política de personal que el director general, Nacho Villa, ha impuesto en la Radio Televisión pública de la región”.

Según denuncian los representantes de los trabajadores en un comunicado “se prescinde otra vez de una trabajadora con acreditada experiencia y contrastada profesionalidad durante los ocho años en que ha prestado servicio en las redacciones de Radio, Televisión y la Delegación de Ciudad Real. Y, como en anteriores ocasiones, quien toma la arbitraria decisión no ofrece ninguna explicación coherente de por qué la adopta”, lamentan.

Los representantes afirman que “lo único cierto es que la periodista que ahora se va al paro ha sido sustituida de inmediato, y que el propio delegado de Ciudad Real, José Manuel Sampedro, anunció al resto de la plantilla que en breve habrá una segunda incorporación. Queda claro por lo tanto que no se trata de una cuestión económica, y es más que evidente que tampoco hay razones profesionales para prescindir de una trabajadora que tan bien conoce la realidad informativa de la provincia de Ciudad Real, y de toda la Región en general”.

Por ello aseguran que “el caso resulta aún más bochornoso si se tiene en cuenta que José Manuel Sampedro -de tan breve experiencia y tan escasa trayectoria profesional- disfruta desde hace unos meses de un contrato indefinido como redactor audiovisual de RTVCM, sin que a los representantes legales de los trabajadores les conste a qué plaza se adscribe dicha contratación”, denuncian los representantes de los trabajadores en el ente público.

Por último señalan en su comunicado que “todo esto ocurre mientras que Nacho Villa, director general, y Fernando Arana, su jefe de personal, siguen negándose a convocar la Comisión de Contratación de RTV Castila-La Mancha, una exigencia legal imprescindible para dar cobertura a esta clase de decisiones que afectan a nuestra plantilla de trabajadores”, han concluido.

Jornada negra

De otro lado, los trabajadores de la Radio y la TV Pública de Castilla-La Mancha han protagonizado su primer ‘Viernes Negro’ en señal de protesta contra “la manipulación informativa, la plantilla paralela, los despidos de profesionales, la contratación irregular, la falta de transparencia y la gestión irresponsable” de Nacho Villa. La inmensa mayoría de la plantilla ha acudido este viernes a sus puestos de trabajo vestida con ropa negra como manifestación pública “de su hartazgo con una situación que aboca a la RTV Pública a un callejón sin salida. Un éxito inesperado que los directivos de la empresa han acogido con gestos de contrariedad que no eran capaces de disimular”, han informado.

Según informan, “especialmente llamativa ha sido la participación en la Redacción de Informativos de la TV, donde tan solo dos personas de la plantilla lucían prendas de colores, al igual que los integrantes de la plantilla paralela que ha ido contratando la actual dirección durante los últimos tres años. También en la Redacción de Programas, en la Radio, en el cuarto de cámaras, departamentos de Documentación, Comercial, Grafismo, Informáticos, Recursos Humanos… y en las delegaciones de todas las provincias de la Región. Una marea negra de dignidad y solidaridad se extiende por los diferentes centros de trabajo de la Radiotelevisión Pública, con la llamativa salvedad de los recién llegados, gentes del pesebre de Cospedal que perpetran cada día las vergonzosas labores que otros nos negamos a asumir”, han denunciado.

“Entre las anécdotas más divertidas de la jornada, la de la presentadora del Informativo Matinal, vestida de azul noche y que, en pantalla lucía como negro. Habrá tenido que dar muchas explicaciones… Y el miembro del equipo de Edición de Informativos que ha sudado todo el día porque no podía quitarse la chaqueta con la que se protegía del frío a primera hora. No quiso que sus jefes lo vieran con camisa negra… En el lado opuesto, la joven operadora de equipos que se olvidó de la convocatoria, pero decidió lucir toda la jornada un cartel sobre el pecho explicando que, aunque vistiera de blanco, apoya con todas sus fuerzas la protesta”.

El Comité de Empresa del Ente Público TV de Castilla-La Mancha y los delegados sindicales de la Radio y las delegaciones provinciales han expresado públicamente su satisfacción “por tan extraordinarios niveles de participación en una protesta sin precedentes en toda la historia de la RTV de Castilla-La Mancha”. También han mostrado su agradecimiento y felicitación a esa inmensa mayoría de trabajadores “que sin aspavientos y con una gran sonrisa en los ojos, ha querido decir ‘basta’ a las cacicadas de Nacho Villa”, han concluido.

Fuente: CLM24