caballero reunion con alumnos que haran practicas en sahara

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, se ha reunido esta tarde con los alumnos y alumnas de la Facultad de Ciencias de la Educación que participan este año en el Programa de Prácticas Homologadas en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en el desierto argelino. Caballero, que ha estado acompañado por el vicepresidente David Triguero, ha agradecido a la decana del centro, María del Rosario Irisarri Juste, y a la vicedecana de Prácticas, Montserrat Hurtado, su compromiso y preocupación por dotar de continuidad al proyecto, que cumple este año su décima edición financiado prácticamente en su totalidad por la institución provincial.

Caballero ha calificado de positivo el hecho de que 80 estudiantes y monitores se desplacen del 11 de febrero al 1 de marzo a los campamentos de refugiados saharauis. Y no ha dudado en agradecer públicamente el compromiso y la responsabilidad de los universitarios. “Para mi lo más importante es lo que vais a aprender en el Sahara, y sin duda, lo más importante será el trabajo posterior que tendréis que realizar aquí”, les ha dicho, significando que su capacidad pedagógica es muy importante no sólo por lo que vayan a enseñar a los niños saharauis o para su labor como futuros docentes, sino por lo que supone hacer pedagogía social respecto a la solidaridad internacional.

En este sentido les ha deseado que el trabajo que desarrollen allí estos días sea fructífero y que cuando vengan “nos ayudéis a concienciar a la sociedad y extender la idea de la solidaridad y la cooperación al desarrollo”.

Caballero se ha congratulado de que esta sea la décima edición y de que alrededor de mil estudiantes de la antigua Escuela de Magisterio y de la actual Facultad de Educación hayan pasado por estas prácticas.

Por su parte, la decana de la Facultad de la Educación, María del Rosario Irisarri, ha manifestado su gratitud a la Diputación por hacer realidad un año más el programa de prácticas en los campamentos de refugiados. Ha señalado que durante todo el año se trabaja intensamente para que los estudiantes representen a la Facultad con la mayor dignidad posible y que vuelvan con el corazón lleno de solidaridad. Ha mostrado su emoción recordando que ella misma fue pionera en esta experiencia que jamás podría olvidar. “Sin la ayuda de la Diputación y sin la acogida que nos presta el pueblo saharaui todo sería más duro”, ha remarcado.

En representación del pueblo saharaui ha estado presente su delegado en Ciudad Real, Abdelahe Hamed, quien ha expresado su agradecimiento a la Facultad de la Educación y a la Diputación, porque gracias a este proyecto los alumnos que van allí aprenden los valores que la sociedad saharaui tiene basados en la necesidad “que de poco hacen mucho”. Ha reiterado el agradecimiento a la Diputación de Ciudad Real, destacando que es la institución española más visible en el pueblo saharaui.