equipo de trasplantes hospital toledo

El Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha conseguido alcanzar este mes los 300 trasplantes renales desde que el 7 de marzo de 2007 se convirtiera en el segundo hospital de Castilla-La Mancha en contar con autorización para realizar injertos de riñón y todo gracias a la generosidad de los donantes castellano-manchegos.

Durante estos nueve años se han realizado una media de 35 injertos renales anuales a personas que se encontraban en tratamiento de hemodiálisis desde hacía varios años, cifra que aumentó el pasado año hasta alcanzar los 48 trasplantes renales. El paciente más joven en ser trasplantado en este centro sanitario tiene 18 años y el de mayor edad 80 años.

El Complejo Hospitalario de Toledo registró el pasado año un total de 25 donaciones de órganos, consolidando los resultados de este programa cada año, según los datos de la Unidad Autonómica de Trasplantes. En lo que va de año, se han registrado ya un total de ocho donaciones y 12 trasplantes renales.

El coordinador médico de Trasplantes del Complejo Hospitalario de Toledo, el doctor José María Díaz, ha mostrado su gratitud a todas aquellas personas que han hecho posible alcanzar esta cifra, tanto a los donantes y sus familias como a los profesionales sanitarios.

El doctor Díaz ha asegurado que todos los trasplantes son posibles gracias a la labor y al esfuerzo de un equipo multidisciplinar formado por intensivistas, nefrólogos, urólogos, anestesiólogos, patólogos, enfermeras, auxiliares y personal sanitario que junto a los coordinadores de trasplantes participan tanto en la extracción de órganos como en los trasplantes.

No obstante, hace una mención especial a la generosidad y solidaridad de los familiares de los donantes que en los momentos más duros, el fallecimiento de un familiar, deciden dar vida a otra persona que lo necesita.

Como se recordará, el Complejo Hospitalario de Toledo realizó el pasado mes de octubre con éxito cinco trasplantes renales en 24 horas. Era la primera vez que en el centro sanitario toledano se realizaba tal número de trasplantes de órganos en un periodo de tiempo tan breve, ya que en julio de 2008 se realizaron con éxito tres trasplantes renales en 24 horas.

Castilla-La Mancha registró el pasado año un total de 74 donaciones de órganos, lo que supuso un incremento de un 13,8 por ciento respecto al año anterior, alcanzando una tasa de donación de 36 donantes por millón de población. Del total de donaciones, 13 fueron multiorgánicas, 48 multiorgánicas y de tejido, 7 de un órgano y 6 de un órgano más tejido.

Asimismo, disminuyeron las negativas familiares a la donación de los órganos de sus familiares en 2015 en un 18,1 por ciento, casi 36 puntos menos que hace quince años.