Siempre es interesante disponer de programas de educación vial y educación en seguridad para los más jóvenes como ya se realiza cada año en los colegios de nuestra localidad.

Las escuelas de verano son un lugar ideal para concienciar a niños y jóvenes de la necesidad de conocer y cumplir las normas de tráfico para prevenir accidentes, a la vez que saber más sobre prevención de accidentes, incendios, concienciar sobre los efectos del alcohol y las drogas al volante, entre otras cosas que seguro a muchos interesa. Conociendo el material que utilizan los cuerpos de seguridad y bomberos en sus actuaciones.

Esta vez los alumnos de la Escuela de Verano han podido aprender de la mano de la Policia Local de Herencia y los Bomberos de Alcázar de San Juan.

Imágenes del twitter del Alcalde de Herencia, Sergio García-Navas

Nota del Ayuntamiento sobre esta actividad

Para aprender de otra forma… Los bomberos y la policía local acercan su trabajo a los niños y niñas de la Escuela de Verano.

Este martes 16 de agosto los 175 niños y niñas de la Escuela de Verano han tenido una visita muy especial, la Policía Local y una dotación del Cuerpo de Bomberos de Alcázar de San Juan han visitado este área infantil para dar a conocer su trabajo y enseñarles cómo actuar en caso de emergencia. Actividades formativas y de difusión para que los más pequeños conozcan los criterios de actuación ante un incendio o conceptos básicos en materia de seguridad vial.

En estos encuentros, los agentes también han mostrado los vehículos policiales y otros materiales propios de su oficio, además de ofrecerles consejos básicos sobre cómo comportarse si se pierden en la calle y el número de emergencia 112.

El alcalde, Sergio García-Navas también estuvo presente comprobando el éxito de participación y el buen funcionamiento de las actividades, reafirmando la importancia de familiarizar a los niños y niñas con los Cuerpos de Seguridad para que ellos aprendan y sepan a quién acudir en caso de alarma.

Este mes, las actividades están enfocadas a niños mayores que los de julio, con edades comprendidas entre los 9 y los 14 años, por lo tanto, las actividades son más dinámicas y requieren de más energía, fomentando el desarrollo personal y las relaciones sociales y de amistad. Durante estos días, el equipo de monitores y voluntarios encargados del desarrollo de los talleres, están llevando a cabo olimpiadas nocturnas, gymkanas, senderismo, deportes o juegos populares, destacando un año más las acampadas en la Piscina Municipal o en el paraje natural de la Pedriza. Ocio y tiempo libre fomentando la educación en valores y la diversión con los elementos más sencillos que se encuentran al alcance de los más pequeños.