Una vez más, la Corporación Municipal de Herencia (Ciudad Real) se ha sumado al minuto de silencio convocado por la Federación de Municipios y Provincias en repulsa de la violencia terrorista, tras el atentado ocurrido en Londres durante el pasado fin de semana.

La puerta principal del edificio Consistorial ha vuelto a servir de escenario para la celebración de un minuto de silencio, a las 12 del mediodía del lunes 5 de junio, en solidaridad con los familiares de las víctimas del atentado ocurrido en Londres el pasado sábado que se cobró siete vidas y 48 heridos, muchos en estado crítico.

Desde el consistorio se manifestó nuevamente la repulsa hacia la violencia terrorista “que estamos viendo como se ha convertido en una guerra fría que afecta a todo el planeta”. Insistiendo en que ningún país está libre de sufrir este tipo de ataques, “porque el terrorismo no tiene un objetivo definido”.