La 65 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida llega a su fin con la brutal historia de Tito Andrónico, una de las primeras y más violentas tragedias de William Shakespeare, que llega a Mérida en versión del dramaturgo Nando López y dirigida por Antonio C. Guijosa. El espectáculo, que se estrena el miércoles 21 de agosto y que estará en cartel hasta el domingo 25 de agosto en el Teatro Romano, cuenta con el trabajo de vestuario del diseñador natural de Herencia (Ciudad Real), Rafael Garrigós.

Tito Andrónico Festival de Mérida - Rafael Garrigós diseña el vestuario para versión de Tito Andrónico que clausura el 65 Festival Internacional de Teatro Clásico de MéridaSobre Tito Andrónico.

Texto Nando López / Antonio Castro Guijosa

Tras diez años de guerra, Tito Andrónico regresa al fin a Roma, victorioso y con la reina goda Tamora y sus tres vástagos como prisioneros. Después de sacrificar, tal y como ordenan los ritos sagrados, al mayor de ellos, Tito solo aspira a buscar tranquilidad y reposo, pues bajo su duro gesto de general triunfante, vive también un hombre con el alma fatigada por la dureza de la contienda y la temprana muerte de la mayoría de sus hijos. Solo cinco quedan a su lado y, entre todos ellos, no puede disimular su devoción por Lavinia, en quien ve la esperanza de un futuro que quizá pueda escapar a la violencia que lo ha acompañado a lo largo de su vida.

Poco durará, sin embargo, la calma: enseguida se verá obligado a interceder en las intrigas políticas entre Basiano y Saturnino, dos hermanos enfrentados por su derecho a la corona del Imperio. El voto de Tito a favor de Saturnino precipitará una cadena fatal de hechos que convergerán, siempre, en un instinto tan universal como peligroso: la venganza.

Se dice de Tito Andrónico que es la obra más violenta, la más brutal de Shakespeare. Lo es sin duda desde el punto de vista numérico: hay multitud de asesinatos, hay mutilaciones y también hay una violación. Pero lo que hace fascinante este texto no son los actos violentos, sino los mecanismos que llevan a esa violencia y la medida en la que se ejerce. Cómo sus personajes, independientemente de sus motivaciones (o justificaciones), utilizan la violencia en el mayor grado que su ingenio y su circunstancia les permiten. ¿Por qué no se detienen? ¿Por qué no buscan un mecanismo de justicia? Tal vez sea porque su dolor personal les hace perder la perspectiva, o tal vez haya un instinto más oscuro. Tal vez infligen todo ese dolor porque pueden.

Reparto (por orden de intervención)

  • José Vicente Moirón.
  • Alberto Barahona.
  • Carmen Mayordomo.
  • Alberto Lucero.
  • José F. Ramos.
  • Quino Díez.
  • Lucía Fuengallego.
  • Gabriel Moreno.
  • Sergio Adillo.
  • Guillermo Serrano.
  • Juan Vázquez.
  • Cándido Gómez.
  • Carmelo Sayago

Cuadro artístico técnico

  • Versión: Nando López.
  • Música: Antoni M. March.
  • Iluminación: Carlos Cremades.
  • Escenografía: Juan Sebastián Domínguez.
  • Vestuario: Rafael Garrigós.
  • Caracterización y maquillaje: Pepa Casado.
  • Ayudante de dirección: Pedro Luis López Bellot.
  • Producción ejecutiva: Isabel Montesinos.
  • Dirección: Antonio Castro Guijosa

Una producción del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y Teatro del Noctámbulo.

patrocinador

Dejar un comentario

.