A finales del mes pasado, se reunieron en la Casa Parroquial , los representantes de las cofradías de Semana Santa y el párroco don Julián Martín. En esta reunión extraordinaria, Don Julián, habló sobre la nueva situación de financiación y sostenimiento de la Iglesia , y recordó que los Estatutos que todas las hermandades tienen aprobado por el Obispado de Ciudad Real, dice que: “En la administración de sus bienes, las Hermandades y Cofradías, actuarán con sobriedad evangélica y con caridad cristiana. Por eso, anualmente, destinarán una parte de sus ingresos a las grandes intenciones de la Iglesia” (nº45).

Después de discutir sobre el tema, todas las cofradías de Semana Santa llegaron al acuerdo, a propuesta de Don Julián, de aportar cada una, a la Parroquia de la Inmaculada Concepción para su sostenimiento la cantidad de 600 euros. Así mismo, se acuerda que cada año se revisará este acuerdo, se firmará y se verá la cantidad a donar según las posibilidades de las cofradías. Este es un acuerdo histórico en nuestra Parroquia, ya que hasta ahora, los cofradías y hermandades de Herencia no cumplían el deber de ayudar a la Iglesia como dicen sus Estatutos.

En el mes de febrero ingresaron esta colaboración.

Fuente: iglesiamanchanorte.com/herencia

1 Comentario

  1. Personalmente no me parece ni bien ni mal el sonado tema de los 600 euros, creo que ha sido un acuerdo al que se ha llegado en un determinado contexto y me parece respetable, aunque creo que no se debería haber marcado un canon sino haber hecho un estudio previo de las posibilidades y condiciones reales de cada hermandad en particular, pues no todas están sujetas a los mismos condicionantes.
    Respecto al tema de la sobriedad evangélica y caridad cristiana, me gustaría apuntar que no están reñidas con la Gloria, que siempre será poca, que hay que dar para reconocimiento y expresión de la Realeza de Cristo y de la Virgen, como ya se intuye en la Carta de Juan Pablo II a los Artistas. En este sentido, la mayor o menor sobriedad externa que tenga una cofradía depende del carácter e imagen con que se quiera presentar en la calle, pero no tiene nada que ver con la sobriedad interior.
    Por último, con lo que no estoy nada de acuerdo es con que se diga que “los cofradías y hermandades de Herencia no cumplían el deber de ayudar a la Iglesia como dicen sus Estatutos”, porque considero que no es cierto. En primer lugar, manteniendo, consolidando y extendiendo el culto a sus titulares se está ayudando a la Iglesia, concretamente a la expansión y al crecimiento espiritual de sus fieles, tan importante como los aspectos materiales. En segundo lugar, ¿no es ayuda material a la Iglesia el cuidado, mantenimiento y reparación de las ermitas, labor que llevan a cabo las hermandades? Es por esta razón que me parece que la ayuda económica a la Parroquia por parte de las cofradías es lícita y justa, porque TODOS somos Iglesia, pero hay que tener mucho cuidado con el lenguaje, ya que puede dar lugar a equívocos por parte de quienes no forman parte del mundo de las Hermandades y no saben el trabajo que cuesta mantener una ermita y el culto, y que esto se malinterpretara sí sería muy injusto, pues hay mucha gente que trabaja por ello, que trabaja por la Iglesia.

Comments are closed.