El director general de Patrimonio de la Junta, Luis Martínez, visitó recientemente Herencia (Ciudad Real) para comprobar la finalización de las obras que la Junta ha financiado en la Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción, con cargo a la Comisión Mixta Junta-Iglesia. Acompañado por varios miembros de la corporación municipal, con el alcalde, Jesús Fernández, a la cabeza; el párroco local, Julián Martín y el responsable de Ispicar, la empresa adjudicataria de la obra, comprobó el estado del templo tras las importantes obras de mejora.

Las actuaciones, siguiendo el proyecto del arquitecto Francisco Javier García Simal, han consistido en reformar la planta principal del edificio, donde se ha mejorado el acondicionamiento en aspectos de fontanería, soldados y alicatados, cantería, revestimientos, escayola y pintura, entre otros.

Pero la parte fundamental de las obras ha consistido en recomponer la cubierta y la cúpula de la iglesia, que quedaron muy dañadas en el terremoto de 2007 con riesgo incluso de derrumbe. Además de trabajar para apuntalar y reconstruir la parte alta del edificio, se ha potenciado su impermeabilidad, y se ha cerrado para evitar la acción de las palomas.

En suma, se acometió la reparación y rehabilitación de la cubierta y su estructura de la nave principal, en la que se incluye, la consolidación de cornisa y demás elementos estructurales. Además se ha realizado la reparación y rehabilitación de la Torre, incluyendo la consolidación de la piedra, de la cornisa, recercados de huecos y reposición de los elementos que faltaban del peldañeado de la escalera que da accesos a ella y a la nave. E igualmente, se ha acometido la limpieza y protección general de las fachadas, con reposición de revocos y piedras, repicados de morteros sobre la piedra original y consolidación de ellos.

Estas obras de rehabilitación fueron posibles gracias a un convenio entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Obispado de Ciudad Real. El equipo municipal de gobierno, consiguió que las obras fueran financiadas en un 60% por parte de la Junta; mientras que el 40% restante corría a cargo del Obispado de Ciudad Real. El importe total de la ejecución de las obras de rehabilitación ascendieron a 467.127,36 euros.

Además, el Ayuntamiento contribuyó al proyecto, con la exención del pago de la licencia de obras (ICIO) y del canon por ocupación de la vía pública, lo cual ha supuesto un ahorro de aproximadamente 50.000 euros.

Según indica la Dirección General de Patrimonio, la actual iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción muy posiblemente esté edificada sobre una iglesia anterior más pequeña. La primitiva iglesia fue servida por religiosos de Santa María del Monte, casa matriz de la Orden de San Juan. No se tiene exactitud en la fecha en la que la actual iglesia comenzó a edificarse ni del constructor o arquitecto que realizó las trazas, pero existe documentación escrita por la que cabe afirmar que se termina y se abre al culto en 1.713.

Podríamos decir que fecha su arranque en la primera mitad del siglo XVII. Iglesia en cruz latina, de una sola nave recorrida por bóveda de cañón con lunetos, sin crucero, y coro a los pies con una capilla en su lado norte y por su opuesto lado sur se accede por el bajo-coro a dicho coro y a la única torre, levantada en la esquina sudoeste y exterior de los pies de la iglesia.

Vía: nota de prensa oficial del ayuntamiento de Herencia.