Cadetes de la Escuela Municipal de Fútbol

Texto: José Carlos González. Coordinador del Departamento de Futbol Base del CD Puertollano.

Vía y artículo completo:  ww.lacomarcadepuertollano.com

La mañana del este sábado nos tenia deparado una gran final. Los Cadetes de Fútbol de la Escuela Municipal de Deportes de Herencia, se presentaban en el estadio “José Camacho” de Manzanares con la ilusión de poder conseguir ese ascenso a Liga Regional. Un partido donde los de Herencia, se enfrentaban a un gran rival, como ha sido la Escuela de Fútbol del CD Puertollano que se había metido en la final tras una espectacular temporada y dejando en el camino a potentes equipos provinciales como el Ciudad Real.

El míster del equipo puertollanero, Antonio Alcaide, ponía en liza el siguiente once; Jaime en portería, línea de cuatro defensores para Joshua, Irian, Pepe y Moisés; en la zona media saltaban Juampe, Kike y Culebras; dejando en la punta de ataque a Josele, Adrian y Carlos Arias. Llegaban nuestros chicos muy mentalizados, habiendo pasado por una dura semifinal ante la EMFB de Ciudad Real y fruto de ello en el primer minuto de juego, el capitán, Culebras remataba un saque de esquina botado desde la derecha, que se alojaba en las mallas de la portería de la EF de Herencia. Comienzo inmejorable para los cadetes azules, que estaban siendo jaleados por compañeros de escuela de categorías Juveniles, Infantiles y Alevines desde la grada.

El equipo empezaba a funcionar, mucha posesión de balón, muy buen posicionamiento en el campo y como consecuencia en el minuto 16 Carlos Arias subía el segundo tanto al marcador, tras una buena jugada de combinación de los mineros, y terminaba batiendo al portero por el palo corto. De aquí al final del descanso los jugadores del SMD de Herencia comenzaron a demostrar el porqué estaban en la final y estiraron sus líneas. Así en a falta de 5 minutos para el descanso a la salida de una jugada de estrategia, recortaban distancias con un buen disparo desde la frontal del área.

Tras la reanudación, los jugadores mineros no consiguieron encontrarse tan cómodos en el terreno de juego como en la primera mitad. Con todo esto se llegó al minuto 72 cuando un balón largo mal despejado por la defensa herenciana, caía en botas de Barquilla, que viendo la posición adelantada del meta contrario elevaba una sutil vaselina que ponía fin a los momentos de incertidumbre, y subía el tercer tanto al marcador industrial, poniendo el punto y final al encuentro.

Texto: José Carlos González. Coordinador del Departamento de Futbol Base del CD Puertollano.

Vía y artículo completo:  www.lacomarcadepuertollano.com

- patrocinador -