La huelga de transportistas amenaza con paralizar algunas de las grandes empresas.
Sectores como el agroalimentario o el industrial comienzan a tener dificultades para desarrollar su trabajo ante la imposibilidad de sacar al mercado sus productos.

ROBERTO CHÁVARRI / CIUDAD REAL
La situación de las principales industrias de Ciudad Real como consecuencia del paro de los transportistas comienza a hacerse insostenible, al crecer el número de plantas que no pueden desarrollar con normalidad su actividad productiva, según advirtieron ayer algunas de las empresas de la provincia a La Tribuna.Pese a que muchas de ellas adoptaron medidas necesarias para asegurar el desarrollo de su actividad, las dificultades se centran a la hora de encontrar una salida a los productos elaborados, que comienzan a almacenarse en los almacenes, que, poco a poco se acercan a los topes de su capacidad.

En cuanto a las grandes empresas dedicadas al sector agroalimentario, también se ha extendido la preocupación ante los problemas que puedan surgir en el transporte de sus productos.

Así, mientras en Félix Solís toda la flota permanece parada, provocando que los almacenes se vayan llenando, fuentes de la empresa Mostos, Vinos y Alcoholes, reconocen que «la actividad de destile se mantiene más o menos» con normalidad «mientras que no se acaben los productos en el plazo de una o dos semanas».

En su caso confirman que la producción se puede mantener aunque no se puede sacar al mercado.

Desde Tecnove, empresa de Herencia (Ciudad Real) dedicada a la fabricación, comercialización, reparación y mantenimiento de toda clase de vehículos especiales, se reconoce que el paro de los transportistas «sí está afectando» al desarrollo normal de la actividad. El director de producción de la planta, Jesús Díaz, afirmó que desde finales de la semana pasada no se está produciendo el transporte de ningún vehículo, al igual que el suministro de materiales ha quedado interrumpido tanto para las instalaciones de Herencia como para los proveedores.

«El paro nos está afectando en la totalidad del desarrollo de la actividad», afirmó Díaz, para quien Tecnove podrá mantener abiertas sus instalaciones «mientras no se acabe el stockaje», una circunstancia que podría producirse «en el plazo de unas semanas».

Donde por ahora la situación parece normalizada, «a pesar del incremento de la demanda» es en el sector del reparto de medicinas.

El director técnico farmacéutico de Cofarcir, Ramón Ribas, señaló que aunque desde el pasado viernes no ha entrado ningún camón de la industria farmacéutica, la distribución en la provincia «se ha podido mantener sin grandes problemas, menos un incidente puntual en el primer día que tuvimos en el trayecto de Alcázar de San Juan a Ciudad Real».

Ribas indicó que los conductores de medicamentos llevan consigo un documento en el que justifican que transportan productos farmacéuticos de primera necesidad, lo que está permitiendo que, a nivel de las farmacias «la distribución sea la correcta».

Fuente: Roberto Chávarri www.diariolatribuna.com

- patrocinador -